Sin categoría

“El anzuelo del demonio”

Por: Rafael Percival Peña

El diablo sin lugar a duda…. Trata de intimidar al débil de mente y espíritu. Sus armas son la trapisonda del engaño y la mentira. Utiliza todo tipo de argucias y sus habilidades es el encanto de falsas promesas.

Cuando se limita y se le acaban las municiones de las mentiras y las repercusiones del eco de sus argucias son palabras huecas.

No puede penetrar a las barreras puestas por un Dios que ve  Las buenas voluntades de los seres que contemplan las acciones malévolas de este emprendedor de la tiniebla.

Sus segmentos de operaciones de libertad se limita a la presión interna y externa con la impotencia de la burla que no soporta el desbordamiento de una búsqueda clara que nos lleva a pensar la visión que el diablo tendrá que recoger su “ANZUELO” y demitir porque su posición de retención del poder y resistirse a no demitir…Lo conllevara a un desbordamiento de sangre

No hay forma que logre sostenerlo con una condición de precariedad económica que se agravara cada día por la  falta de producción que entro en una etapa inconmensurable de deterioro.

Una economía sustentada en suplir recursos a través del endeudamiento de bonos para pagar los intereses contraídos por el Estado. El gran imitador el diablo no se ha limita actúa en sus anchas con un congreso zombi y arrodillado y temeroso a sus encantos de complicidad.

Utiliza la  diversificación de  su manipulación del escenario .Donde se codea con los corifeos del “mimetismo bastecíamos” y los acólitos que aplauden sus acciones mefistofélicas para embaucar de nuevo.

Clava sus colmillos sobre el débil lomo del cuello estéril de un pueblo ingenuo…Que ha creído en múltiples ocasiones en la democracia y sus encantadores de serpiente de la tercera era glacial…Que soterradamente una y otra vez han repetido su mismo discurso y han regurgitado la mismas palabras por décadas.

Son y han sido lo mismo, lo mismo imitadores.

y embaucadores .Y se lo hemos permitidos. Hasta cuando lo vamos a permitir! ¿Que el mismo diablo imitador lo siga haciendo…Distingamos las diferencias?

No nos dejemos más…Deslumbrar  por celofanes.  El espacio del gran IMITADOR LO HEMOS LIMITADO.

Está en franca defensiva y descubierto  a todas luces sus artimañas, maniobras y la precariedad de sus movimientos, dentro de la democracia  representativa se congela y la sangre caliente está obliterada por su visión ultra-violeta dislocada.

Danilo lo sabe y su jefe el gran imitador también. No tiene de otra…. Renuncia ya !!

Está a la vuelta de la esquina. Y tus trucos de bolsillos se agotaron.

VETE A LAS BUENAS….YA !!

 

Comente este artículo

Botón volver arriba