Deportes

Astros vencen a Yankees y habrá séptimo juego en la Liga Americana

Houston.-La palabra rendirse no está en el diccionario de los ganadores, y si existen peloteros que a lo largo de sus respectivas carreras han demostrado que solo conocen la victoria como ley de vida, esos son José Altuve y Justin Verlander.

Entre los dos “clavos” de los siderales, se juntaron para guiar a Astros de Houston a llevarse un vital triunfo 1-7 ante Yankees de Nueva York, en el regreso de la Serie de Campeonato de la Liga Americana al Minute Maid Park de Texas.

Verlander, de 34 años, se ha quedado muchas veces al borde de la gloria en su carrera, esa fue una de las causas por las que abandonó Tigres de Detroit y se enroló en las filas de Houston, buscando engranar en un equipo contendor de verdad, cuyo único objetivo es proclamarse campeones de la Serie Mundial.
Este viernes demostró la casta y la calidad que posee en su brazo derecho.

El nativo de Virginia recibió la confianza del estratega A. J. Hinch, y Verlander se la devolvió lanzando una joya de siete entradas completas, ocho abanicados y tan solo cinco imparables tolerados. Nada mal.
Por otro lado, Luis Severino, quien tuvo una campaña sensacional con los Bombarderos del Bronx, pero que ha sido bateado en postemporada, dominó a los bateadores de Houston, hasta que se le acabó la gasolina en un fatídico quinto episodio.

Alex Bregman y Evan Gattis recibieron sendos pasaportes, para que Brian McCannconectara un doble por regla, que remolcó la primera anotación de la noche. George Springer también fue caminado por Severino y luego, con dos outs en la pizarra, José Altuve sacudió un sencillo por el jardín izquierdo que remolcó dos rayitas más.

Altuve, quien había entrado en un pequeño letargo ofensivo, apareció con el madero en el momento en el que las papas queman y demostró, por enésima vez, que está hecho para grandes cosas, a pesar de su corta estatura.

En la séptima entrada, ya cargado de picheos, Justin Verlander comenzó a dar muestras de cansancio, regaló un pasaporte a Greg Bird para abrir el capítulo y, acto seguido, golpeó a Starlin Castro, pero dominó a Aaron Hicks con un ponche y fue rescatado de manera dramática por George Springer, quien se estrelló contra la barda de la pradera central para arrebatarle un extrabases a Todd Frazier, en la jugada que puede marcar la serie.

Verlander abandonó el compromiso, en detrimento de Brad Peacock, quien dominó a su primer rival, pero fue sacudido con fuerza por Aaron Judge, quien puso el pie en el acelerador en estos últimos compases de la postemporada, luego de un flojo arranque, y llegó a tres jonrones y siete remolcadas en la Serie de Campeonato.

A pesar de la reacción neoyorquina, José Altuve volvió a dictar cátedra de bateo en el octavo tramo, sacando un enorme cuadrangular ante David Robinson –su cuarto de la postemporada-, para volver a estirar la ventaja de los locales.

Botón volver arriba