Internacional

En Brasil busca un sustituto para Michel Temer

Brasil.- Las sospechas de corrupción contra el presidente de Brasil, Michel Temer, y la creciente presión por su renuncia han desatado incontables conjeturas respecto a su posible sucesor en caso de que finalmente se vea obligado a dejar el poder.

La fuerte corriente de opinión contraria a Temer se profundizó esta semana con una protesta sindical que acabó con graves hechos de violencia en Brasilia y un pedido de juicio político presentado al Congreso por el influyente Colegio de Abogados, que se sumó a otros doce ya entregados por la oposición.

Las dudas sobre el gobernante surgieron con una confesión del empresario Joesley Batista, del grupo JBS, quien dijo a la justicia que soborna a Temer desde 2010 a cambio de “favores políticos” y entregó unos comprometedores audios al Supremo, que ha abierto una investigación sobre el caso.

Según la Constitución, transcurrido más de la mitad del mandato de cuatro años que estrenó en 2015 Dilma Rousseff, destituida en agosto pasado, y que continúa Temer, una ausencia del mandatario llevará a una elección parlamentaria indirecta para designar a su sucesor.

Esa elección debería convocarse en un plazo de 30 días por el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, quien asumiría el poder interinamente, para entregárselo luego al designado para completar el período que concluye el 1 de enero de 2019.

En los círculos políticos de Brasilia ya se barajan posibles candidatos a suceder a Temer, pese a que este insiste en que no renunciará. Uno de ellos, el jurista Nelson Jobim, vinculado al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), de Temer, fue consultado públicamente esta semana sobre el asunto y negó que pueda postular a la Presidencia.

En las quinielas también figuran el actual ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, arquitecto de las reformas estructurales que impulsa Temer y que tienen consenso en las cámaras, así como el expresidente Fernando Henrique Cardoso, líder del PSDB pero que a sus 85 años no parece dispuesto a volver al poder.

 

Comente este artículo

Botón volver arriba