NoticiasSalud

Cáncer cerebral sus causas y síntomas

El cáncer cerebral es un tumor, es una masa o un crecimiento de células anormales en el cerebro. Los hay de muchos tipos, algunos son considerados no cancerosos (benignos) y otros cancerosos (malignos).

Los tumores cerebrales cancerosos pueden aparecer en el cerebro, en cuyo caso se les llama primarios, o pueden ser el resultado de un cáncer localizado en otra parte del cuerpo que se diseminó hacia dicho órgano, en este caso se les conoce como secundarios o metastásicos.

Los tipos de cánceres con más probabilidad de diseminarse hacia el cerebro son el de mama, pulmón, riñón y el melanoma.

La rapidez con la que crece un tumor cerebral varía mucho. Tanto su índice de crecimiento como su ubicación determinan cómo afectará la función del sistema nervioso.

Síntomas del cáncer cerebral
Los signos y síntomas de un tumor cerebral varían en gran medida y dependen del tamaño, la ubicación y la tasa de crecimiento del mismo.

Entre los signos y síntomas generales que provocan los tumores cerebrales se encuentran los siguientes:

Síntomas físicos. Pueden comprender dolor de cabeza, convulsiones, náuseas, debilidad muscular y problemas en la vista, intestinos y vejiga.

Síntomas cognitivos. Cuando el tumor afecta la manera en la que el cerebro procesa la información, los síntomas pueden comprender cambios en la personalidad, confusión, deterioro del criterio, pérdida de la memoria y conductas socialmente inapropiadas.

Síntomas emocionales. Sobrellevar un tumor cerebral o metástasis en el cerebro puede ser muy estresante y provocar depresión, ansiedad, ira y otros cambios emocionales.

Causas del cáncer cerebral
Los tumores cerebrales primarios se originan en el cerebro mismo o en tejidos cercanos, como las membranas que recubren el cerebro (meninges), los nervios craneales, la hipófisis o la glándula pineal.

Comienzan cuando las células normales presentan errores (mutaciones) en su ADN. Estas mutaciones permiten que las células crezcan y se dividan a una mayor velocidad, y continúen viviendo cuando las células sanas morirían. El resultado es una masa de células anormales, que forman un tumor.

En los adultos, los tumores cerebrales primarios son mucho menos frecuentes que los tumores cerebrales secundarios, en los que el cáncer comienza en otro lado y se disemina al cerebro.

Los tumores cerebrales secundarios, en cambio, son tumores que ocurren a raíz de un cáncer que se manifiesta, en un principio, en otra parte del cuerpo y, luego, se esparce (hace metástasis) al cerebro.

Fuente: Clínica Mayo y Sociedad Americana de Oncología Clínica.

Comente este artículo

Botón volver arriba