Internacional

Cataluña decide su rumbo mediante votación el 21 de diciembre

Madrid.-“Ya Cataluña es independiente”, es el grito de los catalanes separatistas, luego de la sesión del Parlamento catalán en la que se procedió a votar la independencia de la región. Uno a uno, los diputados presentes, en su mayoría afectos al independentismo, fueron llamados a depositar sus votos en la urna, haciendo notoria la ausencia en el hemiciclo de la mayoría de los diputados opositores.

Medios de comunicación locales y españoles, en grandes titulares, dieron la noticia. 70 votos por el “Si”, 10 por el “No” y dos votos en blanco, decidieron el destino de Cataluña, cerrando así, un momento de alta tensión vivido en el Parlamento. Unos hablan de una declaración de independencia de facto, otros  de la puesta en marcha de los trámites para constituir la república catalana. Cabe preguntarse, no solo, qué fue lo que realmente aprobó el Parlamento catalán sino además, qué escenarios se plantean ahora para Cataluña y para el resto de España.

Lo que si es cierto, es que casi de inmediato, el pleno del Senado español dio vía libre al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy para la aplicación del artículo 155 de la Constitución de este país, que plantea la intervención de la región para volverla a la normalidad y la legalidad.

Es necesario precisar que el Parlament aprobó el inicio del  “proceso para constituir una República catalana como Estado independiente, soberano, democrático y social”, controvertida frase contenida en el preámbulo de una resolución aprobada en una ardorosa sesión abandonada por los diputados de los principales partidos oponentes a la secesión catalana. En realidad, no se aprobó la independencia.

El gobierno autonómico, entonces, fue instado a tomar todas las decisiones tendentes a dar curso a la “Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República”, declarada ilegal por el Tribunal Constitucional español y que marca el punto de origen de toda la ilegalidad del proceso separatista catalán.

En tanto, el Senado español reunido en pleno, contando con la mayoría del Partido Popular (formación a la que pertenece el presidente del Gobierno Mariano Rajoy), el apoyo del opositor Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y de los liberales de Ciudadanos, autorizaron al jefe del Gobierno español, la aplicación del artículo 155 de la Constitución de ese país. La votación final fue de 262 votos emitidos, 214 votos a favor, 47 en contra y uno se abstuvo. Se opusieron a la aprobación de las medidas los senadores del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT), de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) y los del Partido Podemos.

El presidente del Gobierno español llamó a reunión del Consejo de Ministros y en ella tomaron algunas resoluciones.

“El Gobierno ha comenzado a tomar ya, las medidas necesarias para responder a unas decisiones que pretenden imponer, por la fuerza de  hechos consumados, el secuestro inadmisible a la mayoría de los catalanes y el hurto de una parte de su territorio al conjunto de los españoles”, comenzó diciendo Rajoy, antes de dar a conocer las medidas aprobadas.

En la reunión ordinaria del Consejo se acordó plantear ante el Tribunal Constitucional, la ejecución de la sentencia de nulidad de las resoluciones aprobadas por el Parlamento de Cataluña y, en reunión extraordinaria, el Consejo puso en marcha las medidas previstas en la aplicación del artículo 155 de la Constitución, aprobado por el Senado.

En tal sentido, se aprobó el cese del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, del vicepresidente, Oriol Junqueras, y a todos los consellers del gobierno autonómico.

La designación de los órganos administrativos encargados de hacer cumplir las medidas aprobadas por el Senado, que serán los ministerios correspondientes a las competencias de cada a concellería.

La prescripción de las oficinas del presidente y vicepresidente de la Generalitat y del Concell de Transición Nacional, Patronato de Diplocat, las delegaciones en el extranjero, conocidas como embajadas, exceptuando la de Bruselas.

Cataluña tiene siete delegaciones en Alemania, Francia, Suiza, Reino Unido, Irlanda, Austria, Italia, Unión Europea y Estados Unidos.

Por otra parte, quedan suspendidos de sus cargos los de legados de la Generalitat en Bruselas y en Madrid.

De igual manera, queda suspendido de su cargo el secretario general del Departamento de Interior, César Puig y el director general de la Policía Autonómica (Mossos d’Esquadra), Peré Soler, medida que no afecta por ahora, al mayor de la Policía Autonómica, Josep Lluís Ttrapero.

“Estas son las primera medidas que ponemos en marcha para evitar que los hasta ahora responsables de la Generalitat, puedan seguir dando pasos en su escalada de desobediencia y agresión a nuestra Constitución y a la convivencia en Cataluña” destacó Rajoy en su alocución. “Las decisiones que hemos tomado son para restituir un autogobierno, que ha sido liquidado en las últimas semanas por una cadena de decisiones ilegales, arbitrarias y excluyentes adoptadas por los gobernantes de la Generalitat” apuntó Rajoy

Por último, informó que disuelve el Parlamento de Cataluña y que el próximo 21 de diciembre, se celebrarán elecciones autonómicas en la región para devolver la legitimidad democrática al autogobierno.

Botón volver arriba