Salud

Científicos señalan tips para lograr que los niños coman alimentos nuevos

Holanda.-¿Cansado de librar una batalla de voluntades cada vez que le presentas un alimento nuevo a tu hijo?

El miedo a lo desconocido también está presente a la hora de la comida. Tanto que hasta tiene nombre propio: neofobia.

Algunos adultos se muestran reticentes a la hora de probar alimentos que no han ingerido nunca.

Pero la neofobia suele darse más entre los niños, que son los más propensos a soltar un «no me gusta» ante un plato que no habían visto antes.

Existen explicaciones científicas para esto.

La más extendida es la del dilema del omnívoro, que dice que antiguamente los humanos debían intentar incorporar nuevas plantas a su dieta, pero desconfiando de las que no le eran familiares porque muchas podían contener toxinas.

Estas toxinas podían causar a los adultos un malestar estomacal superable. Sin embargo, para los infantes podían significar la muerte.

Pero hoy en día, con todos los mecanismos de seguridad alimentaria establecidos, este riesgo ha desaparecido. Aunque la neofobia ha sobrevivido.

No obstante, los científicos también han estudiado cómo combatirla y tienen algunos consejos.

Jugar con la comida

La textura de un alimento puede jugar un rol importante a la hora de provocar el rechazo de un niño.

Que sea pegajoso, crujiente, esponjoso o con grumos puede resultar determinante, según un estudio de la Universidad de Maastricht, en Holanda, publicado este mes en la revista científica especializada en la influencia de la comida Appetite.

Los investigadores le dieron a un grupo de menores de entre 3 y 10 años una gelatina sin color ni sabor para que la manipularan y jugaran con ella. Al otro grupo le entregaron un juego de mesa.

Después, les pidieron a todos que probaran tres postres: un yogurt de fresa suave, otro con trozos de fruta y gelatina de fresa.

Los niños que habían jugado con la gelatina comieron más gelatina de fresa en comparación con el otro grupo. En el caso de los yogures, en cambio, no apreciaron ninguna diferencia.

Botón volver arriba