NacionalNoticias

Corrupción controla justicia dominicana e impide que niño cobre herencia pese a 32 sentencias a su favor

Santo Domingo.- La mafia y la corrupción que domina la administración de la justicia en República Dominicana se caracterizada por la compra y venta de sentencias, de jueces y funcionarios vendidos, del tráfico de influencias políticas, de privilegio en favor de elites oligárquicas; de personas adineradas; de familia con alta influencias en el Estado y de clanes de abogados gansteriles y delincuentes, imposibilita en la mayoría de los casos el funcionamiento de una justicia honrada y seria en nuestro país.

En los tribunales hay cientos de sentencias sin pronunciar en diferentes materias esperando el soborno o pago de los interesados; cuando no son archivadas, engavetadas, secuestradas, destruidas, desaparecidas, siempre respondiendo al mandato de alguna adinerado con poder que se niega a aceptar algún fallo que le perjudique.

Es ampliamente conocido que en República Dominicana nunca hay justicia para los pobres. Tenemos una justicia de subasta y mercancía que se compra y se vende en favor del que mejor pague. Aunque algunos altos funcionarios emiten declaraciones hablando del cambio de la justicia todo es bulto y poses ante los medios para ocultar la realidad: tenemos una administración de justicia inmoral y corrupta al servicio de la corrupción y la indecencia.

Cientos de denuncias de los afectados indican de manera elocuente la podredumbre del aparato judicial de República Dominicana

Una demostración de lo expuesto lo tenemos en el caso de 32 sentencias emitidas a su favor de un menor de edad domínico-francés cuyos familiares no han podido lograr que el infante reciba su herencia, esto, por la descomposición y la inmoralidad y falta de ética mafias que controla Poder Judicial

Ante esa situación Ismaurys Mercedes Reyes, abuela del menor de edad, y otros familiares suyos se vieron en la necesidad de encadenarse ayer frente al edificio de la Suprema Corte de Justicia y la Procuraduría General de la República, exigiendo una respuesta al caso que tiene unos cinco años en los tribunales.

La abuela del niño Luis Pierre, cuyo padre francés falleció y del cual heredó millones en bienes muebles, inmuebles y recursos económicos en República Dominicana, Francia y otros países, denunció que intereses mafiosos han impedido que un tutor designado por la familia sea reconocido por las autoridades, a pesar de tener 32 sentencias a favor.

Dice que cada vez que se reúne el consejo de familia, basado en sentencias del Tribunal de Niños Niñas y adolescentes de La Romana, y elige a un nuevo tutor, quienes antes tenían la tutoría del niño someten recursos de apelación o casación amparados en el poder que tenían cuando los padres del infante estaban vivos.

“Hace aproximadamente cinco meses, el tribunal de niños, niñas y adolescentes, nos otorgó un consejo de familia, nombrando a Ismaurys Mercedes Reyes, abuela del menor Luis Pierre, pero resulta que Juan Enríquez Güilamo y el doctor Juan Alfredo Ávila Güilamo que dicen representar al menor con un poder que la madre le dejó pero que con la muerte de la madre el poder muere, establece la ley, y ellos quieren entonces por la fuerza tener la tutoría, y hemos tenido ya 32 sentencias de ganancia de causa, y todo, ellos las recurren en apelación y casación”, expresó el abogado Carlos Manuel de la Rosa.

“El caso está en la Suprema, ellos recurrieron la designación de un juez para conocer nueva vez el consejo, la recusación de juez ellos lo recurrieron en la Suprema, oiga, y la corte les nombró un juez y ellos no quieren que sea ese juez”, argumentó Manuel de la Rosa.

El proceso tiene cinco años

El abogado de la familia explicó que según la ley, la decisiones sobre consejo de familia solo dura 20 días. “La Suprema no ha designado un juez todavía, estamos pidiendo que la Suprema se haga eco, que un consejo de familia dura 20 día y este tiene cinco años”, destacó.

Comente este artículo

Botón volver arriba