Sin categoría

Danilo no resultó ser el estratega ni el armador político que decían

Por Kelvin Ortiz Faña

Santo Domingo. -Por años, en el Partido de la Liberación Dominicana se decía a vox populi, que Danilo Medina era el mejor estratega político de los triunfos electores de esa organización y el armador de los acuerdos electorales. Su fama traspasó la estrella amarilla y el morado de su partido y, hasta lo creían las demás organizaciones políticas y sus adversarios.

Pero llegó el 2019 y el Covid-19, pero también la división en el partido de Juan Bosch. Al principio de noviembre, Leonel Fernández anunció su salida oficial del PLD tras denunciar fraude en las internas del 6 de octubre, a pesar de que hubo grandes esfuerzos para que Danilo Medina hablara con él y llegara a un acuerdo, nada de eso sucedió. Danilo y sus funcionarios se burlaron de Leonel y minimizaron su salida. El estratega y el armador tenía todo calculado, tipo Chapulín Colorado.

Pasaron los días y llegó las elecciones municipales de febrero, que terminaron suspendidas tras fallar el sistema del voto automatizado, los mismos equipos que Leonel había denunciado. Esa fue la primera victoria de Leonel tras perder la lucha con Danilo en la interna del PLD.

La Junta Central Electoral anunció la realización de las nuevas elecciones municipales para marzo y allí Danilo recibió la segunda estocada junto al PLD. Perdieron el control de los municipios y las principales alcaldías del país.

Pero la burla seguía de parte de Danilo, sus funcionarios y el PLD contra Leonel y se extendió hasta julio, por suspender las elecciones presidenciales y congresuales prevista para mayo por el Covid-19.

Llegó el 5 de julio y antes de las 11:30 de la noche, todo estaba consumado, el PRM y Luis Abinader había ganado las elecciones presidenciales y congresuales.

Y con los resultados ya finalizado, a Danilo Medina no se le dio nada de sus proyecciones, dejando claro que nunca fue buen estratega ni buen armador. Y con estos arrestos y los próximos que vendrán, también se demostró, que Danilo no fue un presidente transparente. Todo fue un engaño. Hay mucho tiempo para analizar, cuál fue la fórmula de Danilo para perderlo todo.

Botón volver arriba