Sin categoría

El debate debe ser parte de una campaña electoral

Por: Hostos Rizik Lugo

En una época en donde carecen las propuestas y las ideas de los candidatos de la República Dominicana, sería fundamental implementar el debate como parte de la campaña electoral.

Los debates electorales pueden tener una influencia transcendental sobre el comportamiento final en los electores.

El primer debate televisado fue en septiembre de 1960 entre Richard Nixon y John F. Kennedy. Se calcula que fue visto por nada menos que 70 millones de personas, 10 millones más de audiencia que el debate de Barack Obama y Mitt Rommey en 2012.  El virtual ganador del mismo fue electo meses después Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica.

Se puede decir que luego de este debate la política norteamericana (y la del mundo) cambió para siempre.

En el ámbito político los debates permiten a los candidatos presentar y comparar sus criterios y propuestas, y a la vez influir en el comportamiento de los votantes indecisos.

No acceder a un debate mostraría en un candidato cobardía, inseguridad y falta de confianza en si mismo y en sus propuestas.

En la actualidad, donde existe un ámbito político competitivo, volátil e indeciso, el debate electoral sería el acontecimiento mediático más importante en una campaña electoral.

Así que ya saben, a estudiar, la República Dominicana merece el debate electoral.

 

 

 

 

Comente este artículo

Botón volver arriba