Nacional

Delincuencia e inseguridad mantiene en pánico a moradores del Faro a Colón

Santo Domingo.- En momentos que el reloj marca las 9 de la noche, Ángela Lebrón se apresura a cerrar la puerta de su colmado. La inseguridad que se vive en los alrededores del Faro a Colón la obligó a tener que vender las mercancías entre rejas. “Esto está sálvense quien pueda, mire cómo es que tengo que estar; enrejada. Yo cerraba más tarde antes, pero imagínese, uno no puede perder la vida por dos o tres pesos, expresa la señora quien reside en Villa Duarte, Santo Domingo Este, desde hace 43 años.

Dijo que en los últimos meses la inseguridad se ha incrementado y esto la mantiene intranquila.

Y es que el hallazgo de cuatro cadáveres en esta zona de Villa Duarte, hechos ocurridos entre la segunda y tercera semana de marzo, mantienen a estos residentes de Santo Domingo Este alarmados.

Con una tarjeta que acababa de recoger de una pila de basura frente al sector Flores del Faro, Julio Sánchez, seguridad dispuesto por el Ayuntamiento de Santo Domingo Este, explica que es muy frecuente encontrar cédulas, carnet y otros tipos de documentos por la zona, lanzados allí por los asaltantes que tienen en zozobra a los comunitarios.

La delincuencia no solo ha apuntado contra los moradores de los sectores ubicados en las cercanías del Faro a Colón, también contra los turistas que visitan la zona.

Juan Rosario cuenta cómo hace algunos meses junto a un grupo de amigos persiguió a un hombre que iba tras cuatro turistas con la intención de quitarles sus pertenencias. “En ese momento les dije, miren, ahí va el atracador, le caímos atrás y logramos que no asaltara a esas personas”, narró.

“En la tardecita los turistas son sus víctimas y en la noche se tiran por atrás de la pared (Muro de la Vergüenza) a ubicar gente”, agrega.

Fue precisamente en un vertedero improvisado en este “Muro de la Vergüenza” que encontraron el cuerpo de Vianela Reynoso Amparo, de 13 años, quien había desaparecido del sector de Villa Faro y su cuerpo encontrado con signos de violación sexual dentro de una funda plástica.

Esta construcción, que data de 25 años, y que bordea al Sur el sector Villa Duarte presenta un avanzado deterioro.

Algunos de los moradores de Villa Duarte coinciden en que se necesita un nuevo destacamento policial en el área. Proponen que se construya en un local en la avenida del Faro, que según dijeron, se utiliza de almacén de utensilios de trabajo de mantenimiento del monumento.

La oscuridad y los daños al Faro

La poca iluminación en la zona, principalmente en las avenidas del Faro y la Iberoamericana, crea un ambiente favorable para que desaprensivos comenten actos vandálicos. La hilera de postes ubicados a orillas de estas solitarias vías carece de lámparas.

Richard Portorreal, vocero del Bloque de Organizaciones Comunitarias de Maquiteria, en Villa Duarte, dijo que ha solicitado a la Alcaldía de Santo Domingo Este incluir en el programa de iluminación esta zona. Precisó que la administración actual fue receptiva, pero espera que actúen con prontitud ante los crímenes sucedidos.

Del vandalismo no escapa el propio Faro a Colón, cuyas lámparas que iluminan los amplios jardines del museo han sido rotas por el impacto de piedras lanzadas por desaprensivos.

Según contó el subdirector de dicho monumento, Luis Teófilo Terrero, hace varios años las lámparas fueron vandalizadas.

Precisó que aunque la delincuencia no ha penetrado al Faro a Colón, la imagen del museo se ve afectada, ya que los hechos delictivos se han perpetuado en los alrededores del monumento.

Dijo que en la seguridad interna del Faro a Colón trabajan 22 efectivos del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística ( Cestur) y la Armada Dominicana y que se coordina para reforzar la vigilancia.

Comente este artículo

Botón volver arriba