NacionalNoticias

Director ejecutivo del Gran Santo Domingo dice Planta de Tratamiento es fundamental para la economía del país

Santo Domingo. – El director ejecutivo de la Mancomunidad del Gran Santo Domingo, doctor Onofre Rojas y una delegación de estudiantes de término de la carrera de ingeniería de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), visitaron la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Mirador Norte-La Zurza que construye el Gobierno a través de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD).

Durante el recorrido, el director general de la CAASD, arquitecto Alejandro Montás, mostró los avances de la obra y los beneficios que tendrá para la calidad de vida de la población del Distrito Nacional y esta provincia.

“Los comunitarios, estudiantes, industriales y población general puede venir a ver el esfuerzo que hace el Gobierno de depurar las aguas residuales de 450 mil personas”, señaló Montás, al guiar la visita por la planta.

“No hay un proyecto que impacte más la salud pública que éste. Esto será fundamental para la economía y el proyecto impactará a los ríos Ozama e Isabela, que son dos componentes esenciales para el relanzamiento de la ciudad de Santo Domingo como destino turístico”, sostuvo al respecto Onofre Rojas, quien también es el director ejecutivo de la Comisión Presidencial Ozama e Isabela.

En la visita, los estudiantes tuvieron la oportunidad de recibir informaciones y conocer el funcionamiento de la planta, así como recorrer sus instalaciones.

Calificaron la misma como una solución a los problemas de alcantarillado sanitario que sufre el Gran Santo Domingo.

Juan Faxas, uno de los estudiantes, declaró al respecto: “Quedé impresionado con la obra y los avances, había leído sobre la misma, pero cuando la vi quedé impresionado por la magnitud de ésta”.

Mientras, el director de la CAASD precisó que la planta de tratamiento cuenta con una inversión total de US$110 millones y cuya primera etapa ya está lista, entraría en operaciones en el primer semestre del año 2019.

Detalló que la obra requiere un sistema de bombeo para sus cáncamos que ya se mandó hacer en Estados Unidos.

Esta planta forma parte del Gran Plan Maestro de Alcantarillado Sanitario para la provincia, que contempla una inversión a 40 años por US$612 millones.

El funcionario reiteró que se trata de una obra de alta rentabilidad social que impactará positivamente en la salud de las personas y el medioambiente.

Comente este artículo

Botón volver arriba