Deportes

El dominicano Félix Díaz pierde el título mundial del peso welter Jr.

Nueva York.-  Ante una multitud criolla, en el Madison Square Garden, el doble campeón Terence Crawford conquistó el título mundial del peso welter Jr. tras vencer en diez asaltos al dominicano Félix Díaz. Pese a que Díaz no era favorito para adjudicarse el combate mantuvo las acciones cerradas hasta el quinto round.

En uno de los estadios más emblemáticos de Estados Unidos, los dominicanos se dejaron sentir con banderas y apoyando al medallista olímpico dominicano.

El combate que comenzó a las 11:00 de la noche, inició con la entrada de Félix Díaz, vestido de oro y rojo, con la frase colocada en su chaqueta ‘hijo de oro’. Los 22, 292 espectadores también disfrutaron como El Lápiz consciente amenizaba la entrada de Díaz interpretando un rap.

El Himno Nacional Dominicano fue interpretado por el artista El Jefry.

Mientras, que la salida del norteamericano Crawford también generó gran entusiasmo entre los presentes, pues a ritmo de un popular rap de su pueblo natal, Nebraska, hacía su entrada vestido de dorado y negro y exhibiendo sus dos títulos.

Crawford fue extremadamente preciso con el jab y su distancia fue impecable ante un Díaz que por momentos logró conectar con fortaleza a la cabeza de Crawford. Asimismo, Terence empleó golpes a la derecha y combinaciones para confundir a Díaz (19-2, 9 KOs), elevando su récord a 31-0 con 22 KOs. Crawford, de 29 años, sacó la lengua a Díaz después de un golpe propinado en el séptimo, sin mostrar miedo. El rostro de Díaz lucía agotado e hinchado en el noveno round. No obstante, los médicos le examinaron el ojo antes del comienzo del 10mo. Luego, su entrenador tomó la decisión de parar la pelea, pues entendía que ya no tenía sentido.

Cabe destacar que Díaz no ganó una ronda en las tarjetas de puntuación de los jueces. En cambio, fue la quinta defensa de los títulos de Crawford en la división superligero. Crawford expresó que le gustaría enfrentarse al superastro Manny Pacquiao y al campeón de peso welter, Keith Thurman.

 

Comente este artículo

Botón volver arriba