DeportesGeneral

El campocorto Elly De La Cruz da jonrón de 375 pies de distancia


Santo Domingo.- En el primer aniversario de su debut en las Grandes Ligas, el campocorto Elly De La Cruz se dio a sí mismo y a los Rojos un regalo digno de la ocasión. Y si el dominicano realmente está encendiéndose con el madero, como parece ser el bueno, entonces sería un obsequio todavía mejor.

De la Cruz conectó un jonrón de tres carreras para darle la ventaja a los Rojos en la parte baja del tercer inning, mientras que TJ Friedl pegó un doble impulsor que fue clave para producir la carrera de la ventaja en la sexta entrada, durante una victoria por 8-4 sobre los Cachorros el jueves en el Great American Ball Park. Cincinnati (30-33) ha ganado 10 de sus últimos 13 juegos y cinco seguidos.

“La verdad es que hoy yo realmente no estaba pensando en eso”, dijo De la Cruz sobre su aniversario. “Solo salí al terreno y traté de divertirme lo más posible y disfrutar el juego lo mejor que pude”.

Enfrentando al abridor de los Cachorros, el mexicano Javier Assad, durante el tercer inning, Will Benson conectó un sencillo para abrir la entrada y Friedl recibió un boleto. Sin outs, De la Cruz conectó el primer lanzamiento que vio, una recta cortada, hacia el jardín derecho para darle a Cincinnati una ventaja de 3-2.

Fue el undécimo jonrón del 2024 para De La Cruz, el tope del club, y su segundo en sus últimos tres encuentros. El batazo recorrió una distancia proyectada por Statcast de sólo 375 pies, pero fue con cohete con una velocidad de salida de 114.7 mph. La pelota eventualmente golpeó la taza de cerveza de un fanático, rociando la bebida en su sección de asientos del jardín derecho.

“Eso es genial, 115, gran ángulo”, dijo Benson, quien sumó un sencillo de dos rayas en el séptimo inning. “Es algo especial. Estoy feliz de que esté jugando a ese nivel porque todos sabemos que es una superestrella”.

Los Rojos necesitaban el jonrón después de caer detrás 2-0 con el bambinazo de dos rayas de Seiya Suzuki en la parte superior del tercer inning ante Hunter Greene.

“Creo que fue la clave del juego, realmente, estar abajo y poder responder para ponernos en el marcador”, aseguró el manager de los Rojos, David Bell. “Siempre son buenos, pero creo que ese en particular, temprano en el juego así, cambió un poco el rumbo del partido”.

De la Cruz bateó .313 con un OPS de 1.063 en sus primeros 24 desafíos, pero cuando los Rojos atravesaron un mal momento durante una parte complicada de su calendario, también lo hizo el cañonero quisqueyano.

En un tramo de 27 juegos desde el 4 de mayo hasta el domingo, De la Cruz bateó .173 con un OPS de .489 y un vuelacercas que pegó el 11 de mayo. A partir de la barrida de esta semana en Colorado, tiene 6 hits en 18 turnos con dos cuadrangulares y un doble, además de apenas un ponche en 20 visitas en el plato en sus últimos cuatro duelos.

“Definitivamente puedes sentir que estás mejorando”, dijo De la Cruz sobre esta racha positiva. “Pero tengo el mismo enfoque que siempre tengo cuando voy a batear. Ya sea un buen día o un mal día, todavía sales con una buena mentalidad para asegurarte de hacer el trabajo”.

El 6 de junio de 2023, De la Cruz era el mejor prospecto de Cincinnati cuando debutó en medio de una gran fanfarria y expectativa. Su llegada aportó una especie de electricidad instantánea al club y, en cuestión de días, los Rojos se desataron con una racha de 12 victorias consecutivas.

“Siento que soy la misma persona”, aseguró De la Cruz. “Siempre he sido la misma persona cuando salgo al terreno. Claro, ha habido cambios aquí y allá. Pero también soy el mismo jugador”.

En 161 juegos en las Grandes Ligas, De La Cruz tiene 24 jonrones, 58 extrabases y 67 bases robadas. Según el Elias Sports Bureau, es el único jugador desde 1900 que ha puesto esos números durante un año a partir del momento de su debut.

“Él hace algo increíble todos los días”, acotó Friedl. “Ya sea ofensiva, defensiva o en las bases, eso es algo bueno de él. No se trata solo de la ofensiva. Puede embasarse. Puede robarse cuatro bases en un juego sin dar un hit. Puede hacer jugadas defensivas increíbles. Todos los días hace algo especial”.

Un compañero de equipo que también llegó en medio de grandes expectativas, Greene ha visto el crecimiento de De la Cruz mientras éste sigue aceptando y abrazando un rol protagónico dentro del equipo.

“Él es extremadamente sensato y centrado”, contó Greene, quien lanzó 6.2 innings y permitió cuatro carreras limpias para llevarse la victoria. “Llega temprano. Creo que alguien en su posición, es muy fácil volverse complaciente y no seguir trabajando y simplemente contentarse o esperar que solo vas a salir a jugar y obtener buenos resultados. Él entiende que este juego es extremadamente difícil y que te hace humilde. Tienes que seguir empujando y seguir tratando de mejorar y siento que él lo hace”.

 

 

 


Botón volver arriba