Salud

Estudio advierte que 86% de adultos subestiman riesgo y potencial gravedad del herpes zóster o culebrilla


Estados Unidos. -La enfermedad generalmente se presenta con ampollas, que pueden ser dolorosas, afectando de manera más frecuente al tórax, cara y cabeza.

Un 86 por ciento de los adultos no es consciente del riesgo y la potencial gravedad del herpes zóster, la cuarta parte (26%) estima que 1 de cada 100 personas corren riesgo de contraer herpes zóster a lo largo de su vida, casi una quinta parte (17%) piensa que es 1 de cada 1,000, y casi la mitad (49%) cree que es poco probable que desarrolle la culebrilla.

Estos son algunos de los resultados de la encuesta patrocinada por GSK, realizada a 3,500 adultos mayores de 50 años en 12 países, que ha evaluado el conocimiento de los participantes acerca del herpes zóster, también conocido como ‘culebrilla’, sus desencadenantes y su impacto en la vida de las personas.

En realidad, se estima que 1 de cada 3 personas de entre 50 y 90 años va a presentar un episodio de herpes zóster a lo largo de su vida.

Esto se debe a que la culebrilla está causada por la reactivación del virus de la varicela-zóster, el mismo virus que causa la varicela y que se contrae, generalmente, en la infancia.

A medida que las personas cumplen años, su sistema inmunitario se debilita, lo que se conoce como inmunosenescencia, y pierde la capacidad de mantener el virus controlado; lo que aumenta la posibilidad de padecer herpes zóster.

Esto también ocurre en personas con inmunodepresión debido a determinadas enfermedades o tratamientos.

Los resultados de la encuesta también muestran una falta de concienciación sobre el dolor que puede causar la culebrilla.

La enfermedad generalmente se presenta con ampollas, que pueden ser dolorosas, afectando de manera más frecuente al tórax, cara y cabeza; a menudo se describe como una sensación de ardor, punzante o similar a una descarga eléctrica2.

Sin embargo, 1 de cada 10 adultos encuestados no conoce los síntomas más comunes del herpes zóster y más de una cuarta parte (28%) cree que esta enfermedad es «inofensiva».

En los casos en los que el dolor persiste tras la curación de la erupción del herpes zóster, puede aparecer la neuralgia postherpética (NPH), un dolor crónico de origen nervioso que puede persistir semanas, meses e, incluso, varios años.

La NPH es la complicación más común del herpes zóster afectando hasta 1 de cada 10 personas.

Los resultados de esta encuesta se han presentado en el marco de la semana de concienciación sobre el herpes zóster que GSK, en colaboración con la Federación Internacional sobre el Envejecimiento (IFA), pone en marcha un año más del 26 de febrero de 2024 al 3 de marzo.

«Estos resultados muestran una clara necesidad de fortalecer nuestros esfuerzos educativos sobre el riesgo y el impacto del herpes zóster. Como defensores globales de y para las poblaciones que envejecen, estamos orgullosos de contribuir en este esfuerzo mundial para aumentar la concienciación sobre el herpes zóster y ayudar a los adultos a comprender los riesgos y complicaciones asociados con esta dolorosa enfermedad», señala Roxana Biadei, Policy and Advocacy Program Lead en IFA.

La encuesta también investigó a qué medios recurren los participantes para consultar información relacionada con su salud, más del 40% recurre con regularidad a redes sociales como Facebook e Instagram, mientras que casi un tercio utiliza navegadores de Internet como Google al menos una vez a la semana para obtener este tipo de información, en comparación con la frecuencia con la que acuden a sus médicos3.

«Aunque en esta encuesta no ha participado España, sí que los datos reflejan en su mayoría la realidad que vivimos en la consulta los profesionales sanitarios de nuestro país», afirma la doctora Raquel Alfaro, especialista de Medicina Familiar y Comunitaria en el Servicio Andaluz de Salud y secretaria del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas, Migrante, Vacunas y Actividades Preventivas (IMVAP) de SEMERGEN.

«El herpes zóster puede causar complicaciones de diversa gravedad, desde complicaciones como la sobreinfección de las lesiones hasta complicaciones a nivel del sistema nervioso como ictus, sordera, afectación de fibras nerviosas… siendo la complicación más frecuente la neuralgia postherpética, la cual aparece en el 10% de los pacientes que sufren herpes zóster y, dentro de éstos puede llegar a aparecer hasta en un 50% de los pacientes mayores de 60 años y en un 75% de los mayores de 70 años», añade.

Y comenta que, «el haber sufrido un herpes zóster no supone inmunidad a volver a padecerlo de nuevo». Para finalizar recuerda que «cada vez vivimos durante más tiempo y hemos conseguido cronificar muchas enfermedades gracias a los avances científicos. El rol de la Atención Primaria también es ayudar a nuestros pacientes a que vivan plenamente durante más años, no solamente con un enfoque terapéutico o curativo, sino buscando la mejor calidad de vida y promoviendo estilos de vida saludables».


Botón volver arriba