Deportes

Franmil Reyes: «Mi mejor versión está de vuelta, era necesario»

En dos años pasó de una campaña de 30 jonrones a ser despedido


Santo Domingo. -Franmil Reyes se presentó al campamento del Escogido en septiembre, en Boca Chica, necesitado demostrar al público y a la industria del béisbol que no se había agotado aquel «garrote» que en 2019, con 23 años y en su segunda campaña en la MLB, envió 37 pelotas sobre la verja entre Padres e Indios y que en 2021 disparó 30 vuelacercas con un OPS de .846.

Tras jugar 29 partidos, Reyes siente que se ha logrado la primera parte del objetivo. El gigante (6´5 pies) ha hecho valer su apodo de «La Mole», ha recuperado las sensaciones, perdió peso (bajó de 307 a 267 libras) sin afectar el poder y ha ganado disciplina en sus swings.

El nacido en Palenque hace 28 años comenzó la jornada del miércoles como serio candidato al Jugador Más Valioso. Marcha líder en jonrones (6) y carreras remolcadas (28) con una línea ofensiva de .294/.350/.532. Un terror con hombres en posición de anotar, donde dispara su promedio a .412 y lidera las remolcadas en ese escenario con 16.

«Me siento como tenía mucho que no me sentía. Del 2021 hacia atrás era mi prime, me sentía en el plato que rectas que me tiraban por ahí como quiera yo daba buenos palos, tenía buenos resultados», dijo Reyes a DL tras una práctica con los melenudos.

Un cambio en su preparación que suele incluir hasta una hora de estiramiento y llegar al estadio a las 2:00 pm.

«En 2022 puedo decir que no me sentía así, tener la oportunidad y la habilidad de sentirme así es una satisfacción y una felicidad que me llena».

En Grandes Ligas, Reyes no fue el mismo tras ese 2021 donde se rumoraba una atractiva extensión en Cleveland. En 2022 fue un jugador bajo nivel reemplazo (-0.9 bWAR) entre Guardianes y Cachorros.

Comenzó 2023 con los Reales, que el ocho de mayo lo colocaron para asignación; una semana después fue reclamado por unos Nacionales, que nunca lo subieron y sintió que tocó fondo el 11 de agosto al ser dejado libre.

Está de vuelta

«Era necesario que se vea este Franmil. (Si) yo me voy a presentar ante un gerente de una liga mexicana, japonesa o coreana ya tengo números que mostrarles y ponerles en la mesa; ´mira esto es lo que yo tengo para ofrecer, ¿cuál es tu oferta para mí?´», dice el sancristobalense. «Nada más con eso tengo para poder recibir una oferta, pero creo que para que un equipo tener más interés el mejor try-out es ver a Franmil Reyes en un juego, para saber que ese Franmil que estaba de dos o tres años atrás sigue vigente y es lo que está pasando. Ese Franmil Reyes está volviendo de la mejor manera».

¿Cómo bajaste a ese punto?

«Aumenté muchísimo peso, había un lockout (paro laboral a principio de 2022) y eso. No puedo decir que fue culpa de eso, pero me puse vago, me conformé muchísimo, pero gracias a Dios tenemos la actitud bien alta, el enfoque está más bueno que en cualquier otro año, antes de conseguir mi primera firma, estoy 100% activo en búsqueda de lo mío», dijo.

¿Qué ajustes hiciste más allá del peso?

«En el bateo me he enfocado mucho en mantenerme bajo control, tratando de chocar la pelota, no tratar de poner swing tan grande, tan agresivo porque sé que con el poder que tengo nada más haciendo el contacto puedo hacer daño», explicó el toletero.

¿Asia, MLB, México?

Un jardinero original que fue convertido en bateador designado, Reyes quiere jugar defensa y el Escogido lo ha utilizado en dos partidos en la inicial. Si bien no se cierra a tomar la ruta asiática, Estados Unidos sigue como su norte.

«La prioridad de uno siempre va a ser Grandes Ligas, pero uno está dispuesto a recibir ofertas de todos los lados, claro», dijo.


Botón volver arriba