Internacional

Funcionarios fronterizos de EE. UU. cierran cruce remoto en Arizona por abrumadora llegada de inmigrantes


Arizona. -Tantos migrantes están cruzando de México a Estados Unidos por la remota Lukeville, Arizona, que funcionarios estadounidenses dicen que cerrarán el puerto de entrada allí para que los funcionarios de operaciones que vigilan el tráfico de vehículos y peatones en ambos sentidos puedan ayudar a los agentes de la Patrulla Fronteriza a arrestar y procesar a los recién llegados.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza anunció el viernes que el cierre temporal del cruce comenzará el lunes mientras los funcionarios lidian con los cambios en las rutas migratorias que han abrumado a los agentes de la Patrulla Fronteriza estacionados allí. Los senadores y el gobernador de Arizona calificaron el cierre planificado como “inaceptable”.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza dijo que está “aumentando todos los recursos disponibles para procesar a los migrantes de manera rápida y segura” y “continuará priorizando nuestra misión de seguridad fronteriza según sea necesario en respuesta a esta situación en evolución”.

El área alrededor del cruce del desierto se ha convertido en una importante ruta migratoria en los últimos meses, con contrabandistas que dejan a personas de países tan diversos como Senegal, India y China. La mayoría de ellos caminan hacia Estados Unidos al oeste de Lukeville a través de huecos en el muro, luego se dirigen al este hacia el cruce fronterizo oficial para entregarse a los primeros agentes que ven con la esperanza de tener una oportunidad de asilo.

La Patrulla Fronteriza realizó 17,500 arrestos por cruces ilegales durante la semana pasada en el sector de Tucson de la agencia, dijo el viernes John Modlin, jefe del sector. Eso se traduce en un promedio diario de 2,500, muy por encima de su promedio diario de 1,700 en septiembre, cuando Tucson Ya era, con diferencia, el corredor más transitado para cruces ilegales a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza culpó a los cientos de personas que llegan diariamente a Lukeville a “contrabandistas que venden desinformación para aprovecharse de personas vulnerables”.

No estaba claro cuánto tiempo estaría cerrado el cruce.

Aunque es remoto, el paso fronterizo de Lukeville es el que se utiliza habitualmente para viajar desde Arizona hasta Puerto Peñasco, o Rocky Point, una zona turística en el estado mexicano de Sonora en el Mar de Cortés. Los estadounidenses también cruzan el cruce para visitar la comunidad fronteriza de Sonoyta para comer, comprar o recibir atención médica y dental menos costosa.

Algunos niños mexicanos viajan en autobús hacia el norte para cruzar la frontera todos los días para ir a la escuela.Los senadores de Arizona Mark Kelly y Kyrsten Sinema, junto con la gobernadora Katie Hobbs, criticaron el cierre planeado y exigieron mejores soluciones a la administración del presidente Joe Biden.

“Este es un resultado inaceptable que desestabiliza aún más nuestra frontera, pone en riesgo la seguridad de nuestras comunidades y daña nuestra economía al perturbar el comercio y el turismo”, dijeron en una declaración conjunta. “El gobierno federal debe actuar rápidamente para mantener las operaciones en los puertos de entrada, controlar la frontera, mantener seguras a las comunidades de Arizona y garantizar el trato humano a los migrantes”.

Kelly y Hobbs, ambos demócratas, y Sinema, un independiente que fue elegido demócrata, también criticaron a los “políticos partidistas que repiten como loros los temas de conversación mientras observan cómo la frontera se deteriora aún más”.

Dijeron que esos políticos deberían, en cambio, “rechazar la cámara de eco y trabajar con nosotros para hacer algo y mantener seguras a nuestras comunidades”.

Un promedio de 3.140 personas en vehículos y 184 peatones ingresaron diariamente a Estados Unidos en Lukeville durante octubre, según las últimas cifras del Departamento de Transporte de Estados Unidos.

Los viajeros aún podrán cruzar hacia o desde Estados Unidos a través de Nogales, Arizona, a tres horas en auto hacia el este, o San Luis, Arizona, a dos horas en auto hacia el oeste.

A principios de esta semana, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza comenzó a limitar el tráfico en el puerto de Lukeville. El lunes, la agencia también cerró uno de los dos puentes para vehículos en Eagle Pass, Texas , una ciudad de unas 30.000 personas que, durante un tiempo el año pasado, fue el corredor más transitado para cruces ilegales.


Botón volver arriba