NacionalOpinión

Gobierno del cambio, a favor de los dominicanos

Por: Pedro Morales

Entre las frases de Luis Abinader el pasado 5 de julio en la noche, ante una multitud eufórica tras saberse ganador de las elecciones, dijo con voz tronadora que iba a gobernar para todos los Dominicanos. Le guste a quien le guste eso ni más ni menos era el inicio del fin de gobernar con “clientelismo”.

Para hacer bien las cosas, hay que romper con hábitos difíciles de cambiar, para avanzar en una dirección diferente alguien tiene que arriesgarse y dar el primer paso. Eso es lo que está haciendo el Presidente de la República Dominicana, Luis Rodolfo Abinader Corona, cumplir con las promesas de campaña con el fin de permitir que la Republica Dominicana haga las transformaciones necesarias para no quedarse en la cola del mundo.

Cada vez son menos los países en los cuales el Gobierno es un botín de guerra, los empleos públicos se seleccionan a través de oposiciones, se crean empleados de carrera, que en su mayoría dejan su trabajo al llegar a la edad de la jubilación.

Con Abinader llegó la justicia independiente, controles en la utilización de los recursos del Estado y con un @map.rdo con órdenes de hacer las cosas por el carril de la derecha. Que en gobiernos del pasado se aceptaran las cosas mal hechas donde se realizaban despidos masivos e indiscriminados prácticamente sin derecho al pataleo ni a indemnización, inclusive de compañeros del mismo partido militantes de otra facción interna, en este Gobierno esto no va a ser así.

El dominicano de a pie debe de entender que, se acabó la corrupción, se acabaron las diferencias de sueldos por un mismo cargo en lo público que en lo privado, se acabó la famosa “búsqueda”, el Gobierno del Cambio llegó para gobernar con ética y buenos modos, los malos hábitos que por haberse convertido en hábitos se creía que estaban correctos se acabaron.

El presidente Luis Abinader plantea un diálogo nacional con sectores productivos para crear 600 mil empleos para que así todos los dominicanos tengan acceso al derecho del trabajo, sea en instituciones públicas o privadas.

Felicidades Presidente por arriesgarse a hacer las cosas bien hechas.

Comente este artículo

Botón volver arriba