Tecnología

Guerra entre Tim Cook y Mark Zuckerberg por los datos de los usuarios

Agencias,- Esta semana se habilitó iOS 14.5, la nueva versión del sistema operativo de Apple que incluye una novedad en relación a la privacidad: a partir de ahora las aplicaciones deberán solicitarles permiso a los usuarios para rastrear la actividad en la web y las apps de otras empresas.

Mientras que los móviles tiene un Identificador de anunciantes o IDFA. Muchas aplicaciones informan ese identificador a empresas como Facebook, lo cual permite a las compañías de publicidad conocer el comportamiento de los usuarios con el móvil. La novedad es que ahora las aplicaciones no podrán acceder al IDFA del teléfono a menos que el usuario le indique al sistema operativo que está de acuerdo con eso.

Asimismo,sta modificación, que se anticipó cuando se presentó por primera vez el iOS 14 en junio del año pasado ha sido materia de controversia entre Apple y Facebook. La red social dice que esta modificación afectará principalmente a los negocios que viven de la publicidad, ya que limitará la capacidad de generar anuncios personalizados.

En tanto, según la compañía liderada por Zuckerberg, los anunciantes verán recortadas sus ventas en un 60% por cada dólar que inviertan a causa de la nueva política de privacidad Apple. En este sentido, la red social cree que al tener la opción de “rastreo sí o rastreo no” muchos optarán por la negativa.

Apple ha justificado esta modificación, una y otra vez, como un cambio que busca proteger la privacidad del usuario. Ante esta respuesta, desde la red social han asegurado que detrás de la decisión hay otros motivos vinculados a sus intereses competitivos.

Detrás de este debate hay dos visiones diferentes respecto del futuro de internet. Zuckerberg sostiene un modelo abierto donde se pueda acceder a servicios gratuitos. Se sabe, claro, que esos servicios basan su modelo de negocio en la publicidad digital. Tal es el caso de Facebook así como el de muchas otra plataformas: rastrean los hábitos de los usuarios cuando éstos navegan otras páginas o apps como Spotify, por ejemplo, y con esa información generan anuncios personalizados para sus anunciantes.

Ahora las apps van a tener que solicitar permiso del usuario para hacer un seguimiento de sus actividades en sitios web y apps de otras empresas

Este cambio implementado por Apple golpea de lleno a la red social así como a muchos otros servicios que se basan en el mismo modelo de negocio. El gigante de Cupertino, por su parte, viene enarbolando la bandera de la defensa de la privacidad de los usuarios hace al menos unos tres años y con este cambio de estrategia materializa un concepto que viene sosteniendo hace tiempo. Sus planes se centran en potenciar los servicios de suscripción. Es otro modelo de negocio en el cual el usuario resguarda su privacidad en internet y, en vez de pagar con datos, paga con dinero para acceder a contenidos y servicios.

Comente este artículo

Botón volver arriba