NoticiasVer Más Opiniones

Haití : 8 años despues del terremoto

Por: Luis Eduardo Montero

Increíblemente han transcurrido 8 años desde aquel devastador sismo que sacudió a toda la nación haitiana, especialmente su capital Puerto Príncipe. Dicho sismo sucedió el día martes 12 de enero del año 2010 a las 4:53 PM.

El mundo recibió la nostálgica noticia de que la empobrecida nación haitiana (la más pobre de América) había sido víctima de un violento terremoto de magnitud 7,0 grados en escala Magnitud del Momento (Mw), potencia suficiente para matar a un total de 316 mil personas, herir a 350 mil y desplazar a 1.5 millones.

Colapsaron edificios gubernamentales, incluyendo el Palacio Nacional, hospitales, iglesias, escuelas, cárceles, casas, edificios internacionales, además del colapso de miles de vidas que vieron morir su esperanza sin poder hacer absolutamente nada.

Pero ¿qué ha pasado en Haití tras 8 años de su más letal desgracia?

Aunque resulte difícil de creer, los macabros daños  del terremoto aún son visibles en las calles de Haití; la pobreza, la miseria, la desgracia y la inoperancia institucional aún prevalecen, todo esto a pesar de las ayudas internacionales, las cuales sólo pudieron resolver cuestiones del momento, mas no pudieron crear condiciones duraderas que marcaran positivamente la nación en el tiempo.

Hoy en día más de 60 mil haitianos

aún residen en carpas ubicadas en las calles, hoy en día el servicio médico básico es deprimente, el acceso al agua potable es complicado, el Palacio Presidencial aún está en el suelo, la emblemática catedral no ha podido reincorporarse, la seguridad es una quimera, la irresponsabilidad política es la protagonista de la calamidad y contribuye a matar cualquier esperanza de cambio y posibles mejorías.

Por otra parte, la pseudo-preocupada comunidad internacional tampoco ha podido realizar los suficientes esfuerzos políticos y humanitarios para poder viabilizar un poco el modo de vida de los haitianos.

Sin embargo, sí se han preocupado por crear tensiones entre Haití y la República Dominicana, acusando y condenando al segundo de abusadores, racistas y xenófobos. Ignorando que la República Dominicana ha sido el país más solidario ante las diversas desgracias que ha sufrido Haití, incluyendo la inolvidable inversión de unos 2 mil millones de pesos en un humanitario Plan Nacional de Regularización que pudo regularizar efectivamente el estatus migratorio de miles de haitianos que estaban en el “desamparo legal”.

Han pasado 8 años de la desgracia y es propicio recordar también, que la normalización y estabilización de Haití no es una responsabilidad exclusiva de la República Dominicana, es una tarea que nos involucra a todos como habitantes de este mundo, como hermanos que somos.

Es hora de aunar esfuerzos reales, tendentes a cambiar el trasfondo haitiano y que al unísono podamos contribuir a la progresiva mejoría de la nación más pobre del continente.

Comente este artículo

Botón volver arriba