NoticiasPolitica

Hija de Mateo Aquino Febrillet niega haber abandonado el caso; advierte no negociaría el crimen de su padre

Santo Domingo.- La hija del exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Mateo Aquino Febrillet, Jéssica Aquino Lapaix, advirtió que no aceptará salida negociaciones ni transacción alguna para negociar el asesinato de su padre.

Jéssica Aquino negó mediante una carta dirigida a los medios de comunicación, que haya dejado sola a la esposa de Aquino Febrillet, Rita Solís, en los esfuerzos porque sus asesinos paguen por el crimen, como afirmara ésta, en declaraciones a los medios de comunicación.

Dijo que su ausencia en las audiencias contra los imputados se debe a que reside en Estados Unidos junto a sus hijos.

Aquino Lapaix se refirió a informaciones periodísticas que señalan que continúan las negociaciones para beneficiar al empresario Blas Peralta y otros imputados por el asesinato de su padre, el 11 de marzo de 2016.

A continuación la carta integra enviada por la hija de Febrillet:

“El día del vil asesinato de mi padre me encontró viviendo en Estados Unidos, donde resido legalmente junto a mis dos hijos de 9 y 11 años de edad y únicos dos nietos de mi padre”.

“Mi situación familiar me ha impedido seguir presencialmente el proceso judicial seguido a los responsables del asesinato de mi progenitor, manteniéndome sin embargo dando estrecho seguimiento al excelente trabajo ético y profesional de los abogados que me representan, encabezados por mi tío el licenciado Danilo Lapaix”.

“Inmediatamente me enteré del asesinato de mi padre fui al país, estando presente en el ceremonial de su funeral y luego en la audiencia de la medida de coerción en contra de los imputados, dando la debida atención a la situación que generó el crimen”.

“Mis representantes, señor director, han estado presentes en todas y cada una de las audiencias en contra de los responsables del abominable asesinato de mi amado padre, lo cual consta a la Fiscalía del Distrito y en especial a los imputados del crimen. Recuerde señor director que a un padre nadie lo puede reemplazar”.

“Con el temple y la prudencia que demanda la gravedad del caso, denuncié públicamente las tácticas dilatorias de los imputados para darle largas al proceso previo al juicio de fondo. Y he declarado a la prensa, que los culpables del asesinato de mi padre Mateo Aquino Febrillet no podrán evadir la pena máxima de 30 años que les corresponde”.

“Tanto las autoridades de la Fiscalía del Distrito Nacional como los periodistas que siguen el caso, conocen de primera mano la verticalidad con que yo y mis abogados mantenemos el caso”.

“Aseguro a usted, señor director, y a la sociedad dominicana que lo admiró, que no habrá salida salomónica ni transacción alguna para negociar la pérdida irreparable de mi padre, ni su memoria honorable”.

“Mateo Aquino Febrillet fue un buen padre, un buen hermano, un buen esposo y un ciudadano ejemplar, que acumuló altísimos méritos en favor de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, en la que alcanzó su escalón más alto, que es la rectoría”.

“Toda esa calidad humana, ética y profesional la aportó también a la política el poco tiempo en que incursionó en esa actividad, antes de ser segada su vida de manera brutal y cobarde”.

“Sus asesinos pueden estar seguros de que pagarán por ante la justicia de Dios y de los hombres. Que no tenemos debilidad ni confusión alguna en este justo propósito, cuyo seguimiento y atención agradezco al pueblo y a la prensa nacional”.

“El viernes leí en el diario bajo su dirección insinuaciones y declaraciones que por respeto a la digna memoria de mi padre, no responderé a su viuda Rita Solís”.

“Tampoco me prestaré a ser objeto de satisfacción del morbo público explicando las causas de diferencias personales que pudieran existir entre la señora Solís y yo y mis abogados, en el manejo del caso ante la prensa”.

Comente este artículo

Botón volver arriba