Opinión

Inteligencia emocional al volante


Por: Gabriela Hungría.

Importante. ¿Cómo influyen las emociones al momento de conducir? La manera de reaccionar, en cualquier circunstancia, es un indicador de cómo anda la salud mental.

Una buena salud mental, da a la persona más control y seguridad de sí misma, lo cual ayudaría en el momento en que tenga alguna dificultad mientras está conduciendo.

Goleman define la inteligencia emocional como: “la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones”. Incluye, por tanto, un buen manejo de los sentimientos, motivación, perseverancia, empatía o agilidad mental. Justo las cualidades que configuran un carácter con una buena adaptación social.

Tener desarrollada tu inteligencia emocional implica poder controlarte o tomar la decisión de entregar tus llaves cuando te consideres impedido para manejar. Consultamos al psicólogo clínico Gil German, con relación al tema y expuso sus perspectivas.

Sobre las emociones correctas a la hora de conducir, German entiende que el autocontrol es fundamental, ya que esto permite que el conductor pueda regular cualquier emoción de ira que le llegue a su mente en un momento determinado.

También está la empatía, que es un componente importante de la inteligencia emocional. Este permite que la persona tenga la capacidad para ponerse en el lugar del otro en un momento determinado y ser un poco más compasivo y comprensivo.

Para ayudar a mejorar la conducción, algunas emociones son la empatía, la autorregulación, asertividad y la autoestima.

La inteligencia emocional está bien alineada a la salud mental. De acuerdo con el experto, esta última mencionada es vital a la hora de conducir, ya que permitirá a que el conductor no vea a las demás personas como sus rivales, sino que los vea como seres humanos igual a él.

Identificando lo que ocurre

Emociones como la ira, la preocupación o el miedo, pueden ser muy perjudiciales para la persona que conduzca un vehículo. Sin embargo, la alegría, la esperanza, la automotivación pueden ser muy favorable para cuando la persona anda por las calles.

Luego de conocer las emociones negativas más comunes al momento de conducir, es importante identificar las señales de que algo no anda bien.

Algunos puntos a tener en cuenta son:

  • No respetar las señales de tránsito.
  • Conducir de forma acelerada y amenazante.
  • Tocar insistentemente la bocina.
  • Rebasar de manera imprudente e insistente.
  • No utilizar el cinturón de seguridad.
  • Gritarle a los peatones o demás conductores.
  • Detenerse a la mitad de

La carretera para gritar, llorar o reír.

Una vez que se ha identificado alguno de estos puntos en torno a alguna situación previa o que en el momento se haya presentado, es sensato por parte del conductor tomar acciones para mejorar su estado emocional.

La manera de reaccionar, en cualquier circunstancia, es un indicador de cómo anda la salud mental.


Mira también
Cerrar
Botón volver arriba