Internacional

Israel elimina a tres líderes de la Yihad Islámica en un ataque sobre Gaza que deja otros 10 muertos


Jerusalén/Gaza. – Israel llevó a cabo esta madrugada el “asesinato selectivo” de tres líderes de la Yihad Islámica Palestina (YIP) en Gaza mediante intensos bombardeos que dejaron otros diez muertos y veinte heridos, la mayoría civiles; mientras el Ejército israelí ha declarado situación de emergencia en 40 kilómetros alrededor de la franja y se prepara para una escalada bélica que puede durar varios días.

Según el último recuento del Ministerio de Sanidad, los bombardeos dejaron 13 “mártires”, incluidos 4 niños y 4 mujeres; así como 20 heridos, entre ellos 3 niños y 7 mujeres, y algunos en estado crítico en el enclave, donde también se han producido fuertes daños materiales en edificios e infraestructuras.

Tanto el Ejército israelí con la YIP confirmaron la muerte de Jalil Bahitini, Tareq Az Aldin y Jahed Ahnam, altos mandos del grupo islamista, considerado terrorista por Israel, EEUU y la Unión Europea, al atacar sus domicilios, donde también murieron sus esposas e hijos.

PROMETEN VENGANZA

Las Brigadas Al Quds, el brazo armado de la YIP, lamentó en un comunicado la muerte de los tres líderes “asesinados en un cobarde crimen sionista en la madrugada de hoy” y prometieron “venganza” porque “la ocupación israelí solo entiende el lenguaje de la fuerza”.

“Todos los escenarios y opciones están abiertos para que la resistencia palestina responda a estos asesinatos”, señaló el portavoz de la Yihad Islámica en Gaza, Tariq Selmi, quién aseguró que las milicias palestinas “retomarán su ofensiva desde donde las batallas anteriores terminaron”, refiriéndose al lanzamiento de cohetes contra Israel.

Ismael Haniyeh, líder político de Hamás -que gobierna de facto en Gaza-, afirmó que la ofensiva sobre la franja “solo traerá más resistencia” y que el “enemigo pagará el precio de su crimen”, adelantando que las milicias ya están planeando su respuesta.

Ante la inminente posibilidad del lanzamiento de cohetes, Israel declaró situación de emergencia a 40 kilómetros alrededor de Gaza, área en la que se cerraron escuelas, establecimientos y carreteras, y se instruyó a la población civil a permanecer cerca de los refugios públicos antiaéreos designados; mientras un portavoz militar declaró a EFE que se están preparando para “cualquier escenario”, lo que anticipa un posible escalda de varios días.

 

LA YIHAD DESCABEZADA

Sobre los miembros de YIP asesinados, el Ejército israelí explicó que Jahed Ahnam era uno de sus cabecillas, que había servido como comandante de las operaciones del grupo en el sur de Gaza y se encargaba de la coordinación militar con Hamás.

Tareq Az Aldin estaba a cargo de la coordinación entre miembros de la YIP en Gaza y en Cisjordania ocupada y habría planificado “múltiples ataques contra civiles israelíes”; mientras que Jalil Bahitini ejercía como comandante de las operaciones de la YIP en el norte de Gaza y, según Israel, fue el responsable de los ataques lanzados desde la Franja hacia Israel durante el último mes.
Los bombardeos de la aviación israelí se produjeron sobre la ciudades de Gaza, al norte de la franja, y de Rafah y Khan Younis, al sur, contra edificios donde vivían estos altos cargos de la YIP, incluida una torre residencial en el barrio de Al Rimal en Gaza, pero también sobre instalaciones militares del grupo.

Un portavoz militar informó de que el operativo preventivo, bautizado “Escudo y Flecha”, es la respuesta al lanzamiento de más de cien cohetes la semana pasada por parte de las milicias palestinas de Gaza hacia Israel en venganza por la muerte tras 86 días en huelga de hambre del preso palestino Jader Adnan, un importante miembro de la YIP en Cisjordania ocupada.
Israel también respondió con bombardeos a esos disparos, pero restringidos a objetivos militares y causando solo un muerto; pero el intercambio de fuego cesó en 24 horas gracias a una tregua mediada por Egipto.

SUR DE ISRAEL

Por el momento, la situación de emergencia en el sur de Israel se mantendrá hasta las 18 horas de mañana (15 GMT), a la espera de evaluaciones posteriores. En las ciudades costeras de Ashkelon y Ashod, las más próximas a Gaza, se han cerrado al público las playas y las carreteras de acceso; mientras que el hospital Soroka en Beersheba ha comenzado a trasladar pacientes a áreas fortificadas.

Ante la posibilidad de una nueva escalada, el ministro de Defensa, Yoav Galant, dio luz verde al “reclutamiento de reservistas para los puestos requeridos”, para lo que ya se ha llamado a varios centenares de reservistas, la mayoría del Comando Sur de la Fuerza Aérea y de unidades de inteligencia.
Los cruces de Erez y Kerem Shalom, que permiten el paso de personas y mercancías entre Israel y la Franja de Gaza, también permanecerán cerrados mientras dure la situación de emergencia.
Israel ya lanzó una “operación preventiva” contra la Yihad Islámica en Gaza en agosto del año pasado, una escalada que duró tres días y en la que murieron 50 gazatíes; aunque la más agresiva en años fue la de mayo de 2021, en la que se implicaron todas las milicias del enclave, incluido Hamás, y se prolongó durante once días, causando más de 200 muertos palestinos y una veintena del lado israelí.

 

 

 

 

 

 

 


Botón volver arriba