Noticias

José Báez Guerrero un detractor miserable

Por: Fidel Soto

José Ernesto Oviedo Landestoy en conferencia magistral en el Archivo General de la Nación detalló ampliamente el panorama geopolítico que sirvió de base para el surgimiento en nuestro país y en toda Hispanoamérica del fenómeno conocido como Foquismo. Ya antes, otros habían tocado el tema;pero él profundizó de maneras muy explicativas en las características de los Comandos de la Resistencia.

Al adoptar ese nombre queda claro que dicha entidad se crea para resistir y por lo tanto oponerse a un sistema instalado sobre la vil derrota de las fuerzas democráticas y nacionalistas que fueron ahogada en sangre por la intervención que detuvo la instalación de un régimen libertario en la República Dominicana.

El terror se apoderó del escenario político. Bandas militares y paramilitares se dedicaron al exterminio de las fuerzas constitucionalistas y los militares demócratas fueron extrañados del país.

Es cierto que los miembros de los Comandos de la Resistencia cometieron errores políticos y de que su línea no era la más correcta en ese momento; pero ellos no eran delincuentes, ladrones o asesinos; tampoco secuestradores.

El señor Báez Guerrero escribió en su columna que: “Es realmente asombroso-penoso-como incautos cotorrean por radio y televisión loando el “ejemplo imperecedero”, “sacrificio revolucionario” o “valor irreductible” de los delincuentes matados en combate con policías y guardias el 12 de enero de 1972 en el kilómetro 14 de la autopista de Las Américas. El grupo denominado “Palmeros” lo integraban terroristas de izquierda cuyo prontuario delictivo incluía asaltos a bancos, asesinatos de policías, secuestros y otras actividades disque revolucionarias. “Es esta la inmundicia que José Báez lanza contra este grupo de abnegados patriotas que él pretende desacreditar.

Las llamadas fuerzas incontrolables sí merecen el calificativo de asesinos, ladrones y torturadores, Es que Báez se olvidó de los colegas de profesión de él asesinados por la sangrienta dictadura Yanqui-balaguerista. Ahí están los sacrificados: Guido Gil, Gregorio García Castro, Orlando Martínez, Plinio Díaz y tantos otros.

Lo que no dice este calumniador es que alguien nombrado por el gobierno para presidir el Consejo de Administración de una entelequia llamada ETED, tenga un sueldo de doscientos mil pesos sin hacer nada. Perdón por poner su pluma al servicio del engaño y la mentira.

Ahí en su puesto de presidente de la Eted reside sus disparatados ataques a los cuatro intachables héroes de nuestro pueblo.

Comente este artículo

Botón volver arriba