Salud

La dieta para Semana Santa

Santo Domingo.-La Semana Santa es un tiempo de descanso y de reflexión, para los católicos. Tiempo, en el que hay un cambio de dieta, no sólo por creencias, sino también por los buenos precios de algunos alimentos.

Latinoamerica es una región de mayoría católica y conmemora desde el domingo 29 de abril hasta el domingo 5 de marzo la Semana Santa, tiempo en el que la dieta de muchos cambia.

El pescado

El sacerdote Carlos Novoa explica que para esta semana lo que se practica, por lo general, es el ayuno, aunque no durante toda la Semana Santa, sino exactamente viernes santo. Explica que se trata de una dieta especial: una comida frugal, reducida, que hace parte de una costumbre de la comunidad cristiana, como una forma de penitencia que tiene una tradición de más de veinte siglos.

Este ayuno, explica el sacerdote, implica ser consciente del egoísmo, de los intereses mezquinos de los hombres, por lo que la invitación es a tomar conciencia, sentir dolor y reparar. Pero deja claro que en sí, nunca se ha establecido menú preciso comunidad católica.

Sin embargo, el padre Carlos Novoa explica que en sí no se ha hablado de una norma de que ésta deba ser la comida, sino que lo que sucede es que se tiene la percepción antigua de que el pescado es una comida más insípida que la carne roja, de la que sí se debe tener abstinencia todos los viernes de cuaresma.

Dieta de ayuno

Esta dieta que se realizaría el viernes santo, según el padre Novoa, es una dieta ligera. El ejemplo es desayunar algo muy suave, como un café con leche, con una tostada, pero sin huevos.

En cuanto al almuerzo y a la cena, el sacerdote sugiere arroz y pescado, con un jugo de frutas y no comer nada entre comidas.

Para tener en cuenta

Recuerde que el pescado es un alimento de cuidado, en cuanto a refrigeración y calidad. Por eso, procure comprar en sitios conocidos, no debe tener ningún olor fuerte a amoniaco y debe estar siempre congelado.

Botón volver arriba