Internacional

La ONU reclama casi 1,500 millones de euros para ayudar a migrantes venezolanos en 2024

Unos 7.7 millones de personas están fuera de Venezuela y alrededor de cuatro millones necesitan asistencia humanitaria


Estados Unidos. -Las agencias de la ONU han solicitado 1,590 millones de dólares (unos 1,475 millones de euros) para prestar ayuda tres millones de personas refugiadas y migrantes de Venezuela y a miembros de sus comunidades de acogida en América Latina durante 2024, recordando que, de los 7.7 millones de personas que están fuera de Venezuela, más de 6.5 millones han recalado en otros países de la zona.

La Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), encabezada por la Organización Internacional para las Migraciones y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), ha advertido de que, a día de hoy, cuatro millones de personas siguen necesitando ayuda humanitaria o algún tipo de medida de protección.

Más del 60 por ciento de las personas que se han visto obligadas a abandonar Venezuela han logrado regularizar su situación, pero una de cada tres sigue sin contar con un estatus estable o con la documentación necesaria que les permite en última instancia optar a empleos dignos, servicios de salud, vivienda o educación.

El representante especial conjunto de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y ACNUR a esta emergencia, Eduardo Stein, ha resaltado que «los países de la región han hecho un excelente trabajo acogiendo a las personas refugiadas y migrantes», pero ha admitido que «sus capacidades están al límite» y que tienen dificultades para gestionar cuestiones como la resolución de las solicitudes de asilo o la regularización.

Por ello, considera que «se necesita un esfuerzo financiero significativo, predecible y a largo plazo para garantizar que las personas venezolanas accedan a servicios básicos, empleo formal, salud y educación», de tal manera que «se integren de manera efectiva y contribuyan a los países que las acogen». Un año después del lanzamiento del plan de respuesta de la ONU, apenas se ha recibido el 20 por ciento de los fondos requeridos.

Una atención adecuada de los migrantes facilita también que no se vean obligados a embarcarse en peligrosos viajes como el que les lleva a cruzar el conocido como Tapón del Darién, una zona selvática entre Colombia y Panamá que implica graves peligros. La ONU también ha detectado casos de expulsiones y deportaciones de venezolanos por parte de algunos países.


Botón volver arriba