Ver Más Opiniones

La Universidad Autónoma de Santo Domingo

Por: Félix Julián Padilla 

Por años se vienen arrastrando situaciones en en la universidad estatal que parecen sin solución. Problemas comunes que con frecuencia paralizan la docencia. Situaciones que se desencadenan por intereses creados entre estudiantes, profesores, personal administrativo, que muchas veces se relacionan con la calidad académica, otras veces con asuntos salariales, o por las diversas organizaciones políticas representadas en muchas agrupaciones civiles, estudiantiles y gremiales.

La universidad estatal, durante años se ha hecho eco de los grandes problemas nacionales y ha insistido en tener participación activa, asumiendo históricamente posiciones políticas, interesadas o no, frente al acontecer nacional. Sin embargo el tema relacionado con la calidad de la docencia, la cantidad de estudiantes que intentan graduarse, el cumplimiento del presupuesto legalmente asignado, la transparencia en el manejo de los fondos, y el cumplimiento con los compromisos que se asumen frente al cliente, aun quedan pendientes de solucionar.

Sobre este último punto deseamos desarrollar nuestro tema el día de hoy. El cumplimiento de los términos contractuales, la claridad de los mismos, y la imposibilidad real que tiene el cliente de realizar reclamos ante compromisos incumplidos. El caso que nos ocupa, ya lo habíamos denunciado varios años atrás, y al continuar sin solución hemos tenido que volverlo a comentar en los medios, y en
este momento a reestablecer, dejando por escrito la situación que entendemos
no ha sido resuelta.

En el año 2007, la universidad autónoma de santo domingo, publico en un periódico de circulación nacional, listín diario, que realizaba un llamado a inscripciones de un doctorado con la Universidad Alcalá de Henares.

Este doctorado denominado en Ciencias Empresariales, se había abierto inicialmente para los profesores de la UASD con el objeto de apoyarles en obtener un título de doctorado, y con ello mejorar la calidad educativa del plantel.

Sin embargo, estas candidaturas fueron también abiertas al público y un grupo de personas finalmente, fueron entrevistadas y luego aceptadas, para iniciar su participación en el citado doctorado. Para poder lograr inscribirse, era necesario, no solo llenar un formulario y pagar la matriculación en Euros, realizar el depósito en la cuenta del banco de reservas de la UASD, sino que en adición, había que pagar una serie de impuestos y tramites a través de la Cancillería General de la República y la Embajada Española radicada en Santo Domingo.

Todos estos trámites fueron completados por dos grupos que lograron iniciar el proceso en este acuerdo entre ALCALA y la UASD. Un grupo aproximado de 60 estudiantes, entre los cuales también figuraba el extinto rector de la UASD Mateo Aquino Febrillet, participaron los primeros dos años de docencia. Era necesario cursar un pensum con un número específico de materias y créditos que debían completarse.

Y esto se lograría mediante la participación presencial a docencias, que eran impartidas por Doctores del Área Académica de la Universidad Alcalá de Henares que viajaban cada 15 días al país. Entre docencia y docencia, los estudiantes debían agotar procesos de investigaciones pequeñas sobre los temas del pensum, de manera que iban preparándose en el desarrollo de pequeños ensayos, que a la postre le servían de entrenamiento, para lo que al final sería la investigación final, la tesis doctoral.

Habiendo completado los dos años, y en medio de la realización de lo que se conoce como la tesina, una investigación previa a la tesis doctoral, ambos grupos fueron avisados de que la Universidad de Alcalá había suspendido el acuerdo con la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Pues ya el programa no iba a continuar!. Esto significaba que todos los esfuerzos realizados durante dos años, se perdían, en adición a los diversos pagos que debieron hacerse en ese tiempo, y el tiempo dedicado. Incluso ya los grupos habían recibido la Carta formal de Admisión de Alcalá al doctorado, se habían completado todos los créditos, y se habían asignado Tutores para la Tesina que luego seguirían como tutores para la Tesis Doctoral.

En muchos casos, los estudiantes ya habían desarrollado varios capítulos de la tesina. Y al terminarla debían viajar a España a tomar unas semanas de docencia y presentar la tesina, conocer las instalaciones, el apoyo tecnológico y de biblioteca virtual, conocer personalmente a su tutor, y comenzar prácticamente la Tesis Doctoral a partir de ese encuentro. Pero nada de esto pudo ocurrir.

A pesar de las múltiples reuniones que se convocaron a instancias de los estudiantes desesperados, y de las múltiples promesas de solución al problema, el tiempo pasaba y se habían sucedido ya dos rectores en la Universidad Autónoma de Santo Domingo mientras los dos grupos (estudiantes) continuaban en el limbo jurídico y académico respecto al Servicio Pagado y no Recibido por la UASDALCALA. Nunca se pudo obtener mediante la oficina de transparencia, el convenio que debió ser suscrito entre la UASD y ALCALA para comprender la naturaleza del incumplimiento, y saber a quién reclamar legalmente.

El sueño de tener un PHD se desvanecía. En un país donde los indicadores de educación siguen siendo muy bajos al compararnos con los demás países del mundo y de la región. Y sin embargo, a pesar de los esfuerzos personales la academia y el desarrollo de investigadores quedaban tronchados una vez más. No sabemos si por política, si por descuido, si por negligencia, o si por falta de pago de la UASD a la Universidad Alcala, ya que los estudiantes pagaban directamente a la UASD y esos fondos debieron ser transferidos a la Universidad Española.

Una última reunión, a la que la mayoría del grupo asistió, conto con la presencia de varias autoridades de la UASD y de la Sra. Rosalía Sosa que representaba otra universidad española en el país. Cabe señalar que quien fungía como Vicerrector de Post Grado en esos momentos es la hoy aspirante a la Rectoría Emma Polanco. Se presento la moción, de que los estudiantes de ALCALA serian recibidos por la universidad del país vasco.

Y que debían pagar a ALCALA, la suma de 40 euros para que ellos enviaran la certificación de los créditos aprobados. Y de esta manera la Universidad del País Vasco pudiera dar recibimiento a los estudiantes de ALCALA. Sin embargo solo un estudiante del grupo logro participar en la Universidad del País Vasco. El dinero adicional que había que pagar a la nueva universidad, era oneroso para la gran mayoría y por esa razón, todos excepto uno desistieron.

Las autoridades de la UASD prometieron a los estudiantes reunidos en la última convocatoria, donde se trataron estos temas, de que si era necesario los casos los tratarían individualmente, ya que era necesario pagar varios miles de euros y además cursar nuevos créditos en la Universidad del País Vasco para entonces realizar la tesina y luego la tesis doctoral. En adición, se requería viajar a Guatemala prácticamente al cabo de dos o tres meses de iniciar con País Vasco, y habiendo ya pagado todo a ALCALA no se justificaba volver a pagar.

Y todos estos recursos, no eran necesarios de haberse logrado el Cumplimiento Comercial entre la UASD-ALCALA y el grupo de Doctorado en Ciencias Empresariales. La UASD avisaría el inicio de docencia del país vasco a los estudiantes. Información que nunca llego. Tal vez por eso, solo un estudiante logro ingresar y cubrir todos los costos adicionales.

El tiempo siguió pasando, y a pesar de que con este tema se ha compartido en las redes sociales, en la prensa, en algunos programas de televisión, y en adición, siguieron pasando algunos rectores, la UASD no ha resuelto el problema. La información también fue suministrada al Ministerio de Educación y a la MESCYT, y nunca se ha tomado una iniciativa o dado siquiera esperanzas sobre el particular.

Y los estudiantes que lograron cumplir con todos los requisitos exigidos por ALCALA, que habían agotado su presupuesto pagando el 100% exigido por la UASD y ALCALA, no pudieron completar su Doctorado. Peor aún, no lograron presentar su Tesina, y recibir el grado de Maestría en Suficiencia Investigadora, grado que le acredita para iniciar de inmediato su tesis doctoral en cualquier otra universidad reconocida del mundo.

Se trata como se puede observar, de un abuso grande contra los 60 estudiantes que confiaron en seguir sus sueños de convertirse en doctores, gracias a que la eficiencia y calidad Educativa, Académica, Administrativa y Gerencial de la UASD lo impidió. Toda la documentación relacionada a este tema está disponible.

El record de notas donde se pueden comprobar el 100% de los créditos aprobados. Cero deudas con la ALCALA. Lo único que falto fue, el cumplimiento contractual de la UASD-ALCALA con 60 ciudadanos dominicanos, la mayoría de ellos docentes universitarios y de post grados, que soñaron una vez con dejar un legado al país y a sus familares.

Comente este artículo

Botón volver arriba