Opinión

¿La vida era mejor sin internet?


Por: ALIANY CONCEPCIÓN ABREU

Cada 17 de mayo se conmemora el día Mundial de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, este año haciendo énfasis en las desigualdades de acceso. «Empoderar a los países menos desarrollados a través de las tecnologías de la información y la comunicación».

Con ocasión de la fecha, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) hace un llamamiento a los sectores público y privado para que se comprometan a lograr la conectividad universal y la transformación digital en estos países, a través de su Coalición Digital Partner2Connect de la UIT».

Hace justo tres años que fuimos conscientes de la importancia de estar «conectados». Mantener nuestros trabajos con el teletrabajo e incluso despedirnos de seres queridos desde la conectividad de un hospital y un sofá en nuestras casas, las restricciones físicas fueron más llevaderas durante la pandemia del Covid, a todas aquellas personas que teniamos la suerte de poner tener plena cobertura digital, no quiero imaginar en esos hogares que incluso no se pudo dar continuidad al año escolar y sin un acompañamiento por lo menos online.

Ya pasada la pandemia hemos entrado en una psicosis generalizada, condenando a aquella herramienta que nos dio respiro y que a día de hoy en muchos casos repudiamos. Expresiones que dan a entender que la culpa de todo lo que nos pasa es producto de la modernidad, de la transformación digital, y nada más lejos de la realidad. Sin estos avances no tendríamos esta libertad de información, sí, libertad de poder elegir aquello que queremos saber, ver, leer, etc.;

Expresiones populares como «estamos viendo los últimos tiempos» por todo lo que vemos, ya que estamos «bombardeados» por las noticias. No quiere decir que antes no sucedían, más bien que no nos enterábamos, es un ejemplo de nuestra evolución como sociedad; ahora bien, como todo en la vida, hacer un uso responsable de la tecnología es fundamental para poder proteger nuestro bienestar en los diferentes ámbitos y más cuando hablamos del bienestar de nuestros hijos e hijas.

Podemos adquirir el conocimiento con libertad, depende como se utilice, ser conscientes de esto, nos ayuda a hacer uso adecuado y responsable del conocimiento.

Como plantea Doreen Bogdan-Martin, secretaria general de la UTI, ‘’En este día recordamos que demasiadas personas siguen estando rezagadas… Es responsabilidad de todos apoyar a los países menos adelantados en su recorrido desde el potencial a la prosperidad con la ayuda de la tecnología”.


Botón volver arriba