Opinión

Las bebidas alcohólicas adulteradas, el turismo y el bolsillo de la gente

Por: Pedro René Almonte 

Las bebidas alcohólicas artesanales y sin registro sanitario no son nada nuevo en la República Dominicana ; bebidas como el klerén , triculí y tafiá; tienen muchos años siendo consumidas por los dominicanos .En algunos casos los que consumen dichas bebidas con frecuencia , no tienen más que los síntomas que produce la ingesta de un alcohol cualquiera ; otras veces produce una intoxicación leve y otras tantas el gustazo de darse un “jumo” con estas bebidas tiene un desenlace fatal para quienes la consumen . La diferencia entre la vida y la muerte en estas bebidas es: el uso del etanol (CH3-CH2-OH)  o el uso del metanol (CH3-OH), químicamente su única diferencia son dos átomos de hidrógeno y un átomo de carbono más; físicamente son muy parecidos, ambos son incoloros y se pueden mezclar fácilmente con el agua. Lo que está ocurriendo es algo meramente económico producto de la crisis sanitaria que se vivió hace un año y que ya está manifestándose en  el bolsillo de la gente.

De modo que, decir que lo que está ocurriendo con las bebidas alcohólicas adulteradas es un tema económico más que de gusto, no es descubrir América otra vez. La gente se está muriendo del “jumo” literalmente… ¿Por qué?  , porque fabricar una bebida alcohólica con metanol, es más económico que fabricarlo con etanol (alcohol etílico); fabricarlo en un patio es más económico que fabricarlo en una industria; además de que en el patio no se pagan impuestos al Estado y en la industria sí, por lo tanto al colmado se le vende esta bebida más barata, y a su vez el colmado le vende al consumidor una bebida más económica. El consumidor de menos ingresos que quiere seguir bebiendo “romo”, opta por la opción menos cara y la que les ha costado la vida a 99 dominicanos, según la fuente oficial.

Asimismo, como yo me entero de estos muertos por beber “romo malo”, del mismo modo se enteran los ciudadanos que viven en el extranjero y que pudieran estar pensando visitar nuestro país para pasar un buen momento y darse un “traguito”… ¡Cuidado con el turismo! Que ya muy duro le ha dado el Coronavirus, para que ahora también se vea afectado por esto, y si le sumamos que la seguridad ciudadana es una asignatura pendiente y que los delincuentes les sacan la lengua a las autoridades, pues apaga y vámonos…

 

 

Comente este artículo

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba