Noticias

“Leonel Fernández en la Encrucijada 2”

Por: Manuel Cruz

Es una realidad insoslayable, que la historia tiene acontecimientos increíbles y muchas veces; inexplicables.Sobre todo, en América Latina, donde las similitudes sociopolíticas y económicas de sus pueblos; los convierten en blancos fáciles de las estrategias de aquellos que han tenido o tienen cierta cuota de poder. Por ejemplo, acontecimientos como e lde Winston Churchill,quien después de ser la figura más emblemática e importante de la Segunda Guerra Mundial, inmediatamente; perdió las elecciones de Clement Attlee. Cuando inclusive; ya había sido bautizado por los EE.UU. como el primer ciudadano de la humanidad.

En ese sentido, aterrizando en Santo Domingo, reiteramos que sería imposible descartar para el 2020; a una figura de la dimensión de Leonel. Empero, también en el caso de Fernández, la historia viene construyendo episodios muy difíciles de explicar. Toda vez, que resulta complejo comprender, como un individuo después de haber sido tres veces presidente de la República y, además, de haberse convertido en gran parte del mundo; en el referente intelectual más atiborrado del país, hoy pueda estar en una situación política tan embrollada.Máxime, a pesar del gran liderazgo interno que ha cosechado y que nunca antes había tenido. Sobre todo, en un país, donde hasta los que fueron generales cuando Trujillo; aún conservan una gran cuota de poder.

Su Estrategia de su Campaña

Increíblemente, una gran parte de los miembros del CP del PLD, ha manifestado que Leonel ha entrado en un estado de desesperación nunca antes visto, llegando inclusive; a cometer acciones descabelladas. Sin embargo, todos ellos olvidan que a Fernández no le queda otro camino que, utilizar, como al efecto está haciendo; una estrategia de “Suma Cero”.Toda vez que, en ésta coyuntura lo que pierde el Danilismo es lo que gana el Leonelismo. Con el agravante, de que el ex presidente ya no puede apelar a los tres pilares de la persuasión Aristotélica que son: “Ethos, Pathos y Logos”. De igual forma, tampoco tiene la mayoría absoluta que tuvo en el CP, ni la representación congresional poderosísima que tenía.

Dentro de ese contexto, nadie puede olvidar; que el electorado se mueve por tres razones fundamentales que son: 1ro. por la ganancia de un beneficio económico o en especie sea actual, inminente o futuro, y Leonel no puede conquistar a ese segmento porque no está en el poder, 2do. Un electorado que se mueve por la generación de esperanzas futuras, al que tampoco Fernández puede conquistar porque ya fue presidente 12 años, en el entendido, de que las esperanzas están indisolublemente ligadas a lo nuevo, y 3ro. Un electorado disgustado, que es uno de los segmentos de mayor decisión electoral, que es en este momento; el abono interno de Fernández. Desde esa perspectiva, a Leonel solo le queda alimentar ese sector con las técnicas de John Maxwell, y remover las montañas del agradecimiento que plantea el psicólogo político uruguayo,Daniel Eskibel.

Las Vigas de su Campaña

De igual forma, si se observa el escenario electoral actual Fernández, es el único que de manera subrepticia tiene una novedosa e importante propuesta electoral que es: “República Dominicana 2044”. Sin embargo, la contradicción semiótica y el grave error de fondo de esa propuesta es, que todos los arquitectos e ingenieros que acompañan a Leonel en la presentación de su propuesta, son los mismos del año 1996. Así mismo, el elemento más engorroso de su campaña lo constituye su discurso, de que el candidato del PLD, ahora lo elegirán las bases del partido y no; el poderoso Comité Político.Empero, el ex presidente olvida o quiere olvidar, que el CP históricamente no ha cedido; ni siquiera un simple vocero de las cámaras, imagínense ustedes,si pondrá en manos de las bases;la elección del candidato presidencial.

En consecuencia, la única salida que tiene Leonel es que se le imponga desde el Comité Político, pues de lo contrario; estaría perdiendo en cualquier de los siguientes escenarios: 1ro. Si le cierra el paso a la relección para ser candidato; pierde el apoyo de Danilo, 2do. Si compite con Danilo internamente lo aplasta el pragmatismo, 3ro. Sin compite internamente con una de las terceras fuerzas; corre el riesgo de ganar pírricamente y eso, debilitaría su candidatura hacia afuera y cuestionaría su liderazgo interno.Por último, si se arriesga a competir con un Outsider podría pasarle; igual que al General Andrew Jackson en 1824 en EE.UU. Con el agravante, de que hoy, muchos de los que enfrentaron la reelección en 2016, ahora son sus enemigos más recalcitrantes e inexorablemente, el triunfo de uno en el 2020 es la catalepsia política del otro.

Botón volver arriba