Ver Más Opiniones

Ley 87-01. ¿Eliminar el Contributivo Subsidiado?

Se toman importantes iniciativas para modificar la Ley 87-01 que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social, la cual fue promulgada el 9 de mayo de 2001.

Después de 16 años es muy razonable una revisión a fondo de una ley fundamental del Estado dominicano y de toda la sociedad. Eso así porque un Sistema de Seguridad Social tiene el propósito de proteger a todas las ciudadanas y ciudadanos ante contingencias tan relevantes como aquellas asociadas, entre otras siete, a la salud, jubilaciones y riesgos laborales.

En su versión original la Ley 87-01 clasifica por razones de financiamiento a toda la población dominicana en tres regímenes. Régimen Subsidiado, financiado por el Estado, Régimen Contributivo, financiado por los empleados y los empleadores y el llamado Régimen Contributivo-Subsidiado que debió ser financiado totalmente por los afiliados ante la falta de los empleadores o parcialmente por el Estado para aquellos cuyos ingresos promedio estuviesen por debajo del salario mínimo.

Sucede que el Régimen Contributivo-Subsidiado nunca ha existido siendo la población estimada en más de 2 millones de dominicanas y dominicanos. Significa además que la Seguridad Social pierde con ello su carácter de sistema por cuanto no incluye a toda la población.

El problema que se ha planteado con la más reciente versión de modificación de la Ley 87-01 es que se ha eliminado, mientras en la anterior versión se creaba un nuevo régimen para sustituirlo, con la denominación de Régimen de Contribuciones Propias enfocado a quienes pudiesen cubrir todos los costos de la Seguridad Social, incorporando a los demás al Régimen Subsidiado.

Eliminarlo no debería ser la solución, dejando a su libre albedrío a tan amplia parte de la población. Eso así por cuanto el carácter de obligatoriedad en la afiliación a la Seguridad Social parte de la necesidad de resolver la llamada “miopía del ciudadano” pues se entiende que prever las potenciales contingencias a que se exponen las personas no es sólo una responsabilidad individual por cuanto- como sucede- cuando la persona no está en capacidad de afrontarla al final será una carga para el Estado y la sociedad. En los Estados Unidos el seguro médico obligatorio que incluyó Obama y que Donald Trump se propone anular responde a dicho concepto. El propio Obama una vez comentó la experiencia de su madre que murió de cáncer a los 56 años sin efectivas coberturas al carecer de un seguro médico.

La solución no es por tanto eliminar el Régimen Contributivo Subsidiado o como se le llame, sino buscar fórmulas apropiadas, de lo contrario no sería un Sistema de Seguridad Social.

Comente este artículo

Botón volver arriba