DeportesNoticias

Los 9 protagonistas más agradecidos de la NBA en el 2017

EE.UU.-La NBA se tomó un día sabático este jueves con el Día de Acción de Gracias, el cual tradicionalmente le pertenece a la NFL, y justamente es bueno aprovechar esta jornada festiva para apreciar las diversas razones por las que franquicias y jugadores de la liga por igual deberían sentirse afortunados.

A continuación te presentamos a los 10 protagonistas más agradecidos hasta ahora en la temporada 2017-18.

  1. Cleveland por LeBron James

Kyrie se fue, Isaiah Thomas y Derrick Rose están lesionadísimos… ¿Qué sería de los Cleveland Cavaliers sin LeBron?

El tipo lo hace todo, como siempre: Lidera a la NBA en minutos, va tercero en puntos por partido, cuarto en asistencias y noveno en porcentaje de efectividad en tiros de campo. Con todo eso, los Cavs van 11-7 y disfrutan de una racha de seis triunfos consecutivos gracias a su Rey.

Arrodíllense frente al trono.

  1. Kyrie Irving por el nuevo capítulo de su carrera en Boston

El primer acto de la trayectoria de Irving estuvo repleto de derrotas y decepciones, un Caballero rodeado de soldados incapaces de ganar batallas noche tras noche. El segundo lo vio salir campeón y aprender a ser un líder junto a LeBron James en Cleveland. El tercero, tras forzar su salida con canje mediante a los Boston Celtics, lo ve aplicando sus enseñanzas de forma muy positiva en su nuevo equipo.

Ya he hablado sobre su maduración como jugador y persona en la edición más reciente del Top 10 de la Semana, pero te aseguro que nadie está más relajado que el número 11 de los Celtics hoy en día.

17 victorias seguidas ciertamente ayudan a que reine el buen humor en el vestuario, pero lo valioso de Kyrie es que él nunca perdió la calma desde el principio tras la lesión que marginó a Gordon Hayward por el resto de la temporada en el debut o tras arrancar 0-2 con derrota en casa contra los Milwaukee Bucks incluída.

Los buenos momentos son fruto de las enseñanzas que los golpes sufridos anteriormente nos ofrecieron, y por ahora Irving se está sacando un 10 sobre 10 en esa materia.

  1. Giannis Antetokounmpo por encontrar a su alma gemela basquetbolística en Eric Bledsoe.

“El Fenómeno Griego” corría el riesgo de ser como Ícaro y volar demasiado cerca del sol con sus proezas al nivel de un MVP, quemando su potencial sin que nadie lo aprecie hasta que sea demasiado tarde y él esté viendo las Finales de la Conferencia Este por TV.

Sin embargo, el destino le tenía guardado un regalo inesperado: La llegada de un aliado en Bledsoe, proveniente de Phoenix para que sus esperanzas renazcan de las cenizas.

Ambos se han comportado como mejores amigos felices de la vida por estar juntos, hablando sobre alley-oops habidos y por haber desde que unieron fuerzas el 10 de noviembre con un batacazo por 94-87 en San Antonio.

Desde ese entonces ellos cuentan con una marca de 5-2, 9-8 en general, y la ilusión se enciende más que nunca en Milwaukee.

  1. Los Philadelphia 76ers por la salud de Ben Simmons y Joel Embiid.

Markelle Fultz fue fiel a la tradición de selecciones del draft de los Sixers que caen como moscas ante una lesión misteriosa poco después de unirse al equipo, y su caso como primera selección que se olvidó de como tirar al aro es alarmante, pero en Filadelfia eso no importa ya que todos están demasiado contentos porque Simmons y Embiid están deslumbrando de costa a costa.

Uno acumula triple-dobles, el otro hace que la gente piense en él como el potencial próximo Shaq.

Eso sí, queda claro quién es Batman y quien es Robin.

  1. Porzingis por ser el dueño de Nueva York.

Los Knicks han vuelto a ser relevantes y el Madison Square Garden ha recuperado su color y algarabía gracias a las proezas de Porzingis, el cuarto máximo anotador (27.6 puntos por partido) y bloqueador más prodigioso (2.31) de la NBA durante el primer cuarto de esta temporada.

Porzingis debe estar agradecido por la partida de Phil Jackson, testarudo con su bendito triángulo, como presidente de la franquicia, y de Carmelo Anthony, testarudo con el balón en sus manos, a Oklahoma City.

Ahora el peso de la franquicia está en sus hombros, pero al pivot letón eso parece motivarlo a extender sus alas. Mientras tanto, los Knicks van 10-7 y 9-3 en casa gracias a su versatilidad ofensiva y defensiva.

  1. LaVar Ball por la prensa.

Nos guste o no, el padre más célebre del deporte mundial usurpa las portadas de todos los diarios y sitios web semana tras semana manejando a la prensa como un violín.

Ya sea opinando sobre el nivel de Lonzo en los Lakers o Trump y su hijo LiAngelo, nada es demasiado para el “Big Baller” más bocón. Aparece en ESPN, Fox o CNN sin discriminar oportunidades, ya que él lo único que anhela es una plataforma.

Lo puedes amar o lo puedes odiar, pero llegó para quedarse.

  1. Los San Antonio Spurs por Gregg Popovich.

Ningún entrenador es más vital en la NBA que Gregg Popovich, el líder incuestionable de unos Spurs que no cuentan con dos integrantes titulares de su plantel en los playoffs pasados como su gran figura en Kawhi Leonard ni su base veterano Tony Parker. Ambos arrastran lesiones que no les han permitido jugar en la actual campaña regular.

La mayoría de los equipos de la NBA se derrumbaría ante este contratiempo, pero no los Spurs.

11-7 (8-2 en casa) y en el podio de la Conferencia Oeste mientras deslumbran con remontadas como contra Oklahoma City el viernes pasado. Iban perdiendo por 23, le encontraron la vuelta y terminaron ganando por 104-101 para concretar su tercer remontada más grande desde 1996 en la Era Popovich.

  1. Adam Silver por un año sin controversia.

La NFL ha estado en el centro de la escena, en llamas por la controversia de sus jugadores que se arrodillan durante el himno nacional como forma de protesta por la violencia de la policía contra la gente afroamericana. La NBA, conformada por jugadores en su mayoría afroamericanos, no ha tomado esa postura y salió ilesa.

Eso no quiere decir que sus jugadores se mantengan en silencio. LeBron James, Stephen Curry, Popovich, Stan Van Gundy y Steve Kerr han criticado duramente a su presidente en diversas ocasiones. Los Golden State Warriors no fueron invitados a la Casa Blanca, Curry fue nombrado en la propuesta de reforma de impuestos del partido republicano, y hasta eso les salió bien.

Es por eso que su comisionado debería estar agradecido con gente que representa a su liga de la mejor manera.

  1. Los Warriors por ser los Warriors.

Porque no hay nada mejor…que ser los campeones.

Comente este artículo

Botón volver arriba