Nacional

Organizaciones de comerciantes y transportistas afirman mercados fronterizos desarrollan economía

Santo Domingo.- Las organizaciones de comerciantes y transportistas de las provincias fronterizas afirmaron que los intercambios comerciales que se realizan en los mercados establecidos en los municipios de las provincias de la República Dominicana que hacen frontera con la República de Haití revisten gran importancia para el desarrollo social y económico de los pueblos fronterizos.

La realización de estos  mercados se ha convertido en el motor económico para más de 320,767 habitantes de la frontera, y miles de familias en todo el país. Estas ferias sirven para contrarrestar la falta de inversión pública en las provincias de Montecristi, Dajabón, Elías Piña, Jimaní y Pedernales y son un factor que de manera significativa permite la reducción del nivel de desempleo en los municipios y provincias fronterizas dominicanas y en las comunas fronterizas haitianas.

Como se analizó durante la reunión mantenida en Cancillería, la falta de reglas claras y espacios de dialogo entre los gobiernos de ambos países, el incumplimiento de los marcos legales existentes, la no aplicación del carnet de habitante fronterizo y el poco apoyo a los pequeños y medianos comerciantes y transportistas locales que operan en los mercados fronterizos, son factores que se están traduciendo en elementos que distorsionan la funcionalidad y desarrollo de estos mercados.

Todo ello a pesar de que la Ley 216-11, de regulación de los mercados fronterizos, insta a las autoridades a garantizar el buen funcionamiento de las actividades comerciales desarrolladas dentro de los mercados de los municipios fronterizos, asegurando un entorno de competitividad, eficiencia y libre mercado que permita activar el comercio y generar un gran número de empleos para los habitantes de estas comunidades.

Por este motivo, una de las conclusiones desprendidas del acto y en la que coincidieron todos los asistentes es la necesidad urgente de abrir un espacio de dialogo binacional que rompa la “veda” creada en el intercambio comercial, se incorporen al mismo a los agentes comerciales y del transporte local que operan en la frontera para que se puedan realizar propuestas y planes a ser implementados en las zonas fronterizas y se busquen soluciones conjuntas a las diferentes problemáticas que afectan al buen funcionamiento de unos mercados que son de vital importancia para todo el país.

Comente este artículo

Botón volver arriba