Salud

Pacientes con cáncer hallan nueva oportunidad en la Quimioterapia Hipertermica

Hasta hace aproximadamente 15 años, los pacientes con tumores diseminados por el abdomen, lo que se conoce como carcinomatosis peritoneal, no tenían esperanza a la que agarrarse. Se trataba de una patología incurable, para la que tan solo se disponía de tratamientos paliativos.

El doctor José María Álamo Martínez, especialista en Cirugía Hepatobiliopancreática dice que  “No se podía hacer nada por ellos, se sometían a quimioterapia hasta que fallecían”, subraya. La media de supervivencia era de menos de un año desde el diagnóstico.

Sin embargo, la realidad actual es muy distinta. “Ahora un buen porcentaje de estos pacientes se cura y otros pueden vivir largo tiempo con buena calidad de vida”.

Detrás de este cambio está una compleja técnica desarrollada en Estados Unidos, que España importó a comienzos de S.XXI. Combina la peritonectomía, es decir, la extirpación de todos los tumores diseminados por el peritoneo (el tejido que rodea a los órganos que están en el abodomen) y la quimioterapia hipertérmica, que se aplica durante esa misma intervención quirúrgica de larga duración.

Eliminar todas las Células Pulmonar

“Hay que eliminar toda víscera afectada que esté en el abdomen: hígado, páncreas, estómago, colon, intestino, riñón, …” relata este especialista. Después, “se introduce quimioterapia dentro del abdomen durante 60-90 minutos, de tal manera que si hay alguna célula que el cirujano no haya podido ver, se destruye. Se hace un lavado de toda la cavidad. Es un circuito cerrado en el que se mata cualquier célula que pueda quedar”.

La aplicación de calor, los fármacos se utilizan a 41 grados, tiene un doble efecto, por un lado, “efecto per se para acabar con las células tumorales”, narra el doctor Álamo, y por otro, “permite aumentar la penetración del fármaco quimioterápico”.

El perfil de pacientes que pueden beneficiarse de esta técnica es el de enfermos de cáncer en estadio avanzado con metástasis en el peritoneo. Principalmente “se trata de mujeres jóvenes de entre 30 y 40 años con cáncer de ovario, indica este cirujano. Pero también hay casos de cáncer de colon y cáncer primario peritoneal.
La complejidad de todo este proceso hace que pocos centros lo lleven a cabo. Se concentra en determinados hospitales, ya que requiere de un equipo multidisciplinar que “incluye cirujanos, anestesistas, enfermeros perfusionistas, una UCI especializada,…”

Comente este artículo

Botón volver arriba