Internacional

PCCh afirma que China no adoptará la democracia occidental

Pekín.- China no adoptará un sistema político del estilo de las democracias occidentales aunque va a continuar la apertura de su economía, según aseguró hoy un alto cargo del Partido Comunista un día antes del inicio del XIX Congreso de la formación que gobierna el país desde 1949.

“China simplemente no copiará ni replicará modelos de otros países”, afirmó claramente Tuo Zhen, portavoz del XIX Congreso del PCCh, en una rueda de prensa previa a la apertura, mañana, del mayor evento político en el gigante asiático en los últimos cinco años.

Tuo indicó que el país continuará el proceso de reforma política, pero siempre dentro de las tradiciones “únicas” de China, que deben marcar un camino “adecuado a nuestras características”.

Uno de los aspectos políticos más importantes del Congreso será la elección de los nuevos órganos de dirección: Comité Central, Politburó y, sobre todo, el Comité Permanente del Politburó, formado por las siete personas más poderosas del país.

Los analistas coinciden en que el secretario general del PCCh y presidente de China, Xi Jinping, tendrá en este congreso la oportunidad de reforzar su poder para colocar a más elementos fieles en puestos clave.

Otro aspecto que marcará el reforzamiento de la figura de Xi será que el partido modificará su Constitución para incluir alguna de sus teorías, lo que le elevará al nivel de otros líderes como Mao Zedong o Deng Xiaoping.

Una de las grandes incógnitas es la continuación o jubilación de uno de los miembros del Comité Permanente, el poderoso Wang Qishan, responsable de la Comisión de Supervisión de Disciplina, organismo que ha liderado la campaña contra la corrupción.

Tuo no avanzó nada en este aspecto, pero sí indicó que los “candidatos preliminares” para todos estos cargos, incluyendo la Comisión de Disciplina, habían sido presentados, sin detallar si había altos cargos que repetían.

En todo caso, el portavoz del Congreso aseguró que la campaña anticorrupción, que ha castigado a 1,4 millones de funcionarios en los últimos cinco años, ha dado “mayor apoyo popular” al Partido y proseguirá con la misma intensidad.

“Vamos a continuar esta campaña con mayor determinación”, afirmó el portavoz del XIX Congreso, quien destacó las próximas reformas que pondrá en marcha en un futuro próximo una Comisión Nacional de Supervisión que trabajará al nivel del Gobierno y de forma paralela y en cooperación a la Comisión de Supervisión de Disciplina del Partido.

En el lado económico, Tuo aseguró que China va a continuar su apertura al exterior, tras las insistentes peticiones que llegan de socios económicos como la Unión Europea o EEUU, aunque no precisó si habrá decisiones concretas en este congreso o hasta dónde llegará la apertura.

“Continuaremos fieles a la política de apertura”, lo que incluirá “una expansión del acceso al mercado y la promoción de una nueva ronda de apertura” económica, según anunció, aunque sin dar detalles específicos.

El alto cargo del PCCh resaltó la confianza del régimen en la marcha positiva de la economía, gracias a la implantación de reformas internas o a la lucha contra el excesivo endeudamiento de empresas y entidades públicas, un problema que aún persiste.

“La reducción del apalancamiento no ha tenido un impacto negativo en el crecimiento económico”, aseguró.

En este sentido, recordó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) aumentó la semana pasada en una décima su previsión de crecimiento económico para China en 2016, que ahora está en el 6,8 %, cifra que va en consonancia con las perspectivas de Pekín.

El XIX Congreso comienza mañana con la presencia de 2.287 delegados, que representan a 89 millones de afiliados del Partido Comunista, y concluirá el próximo martes 24.

El responsable de organización del Congreso será Liu Yunshan, actual miembro del Comité Permanente y responsable de propaganda en el PCCh.

Comente este artículo

Botón volver arriba