Noticias

Peña Gómez el ambientalista

Por: Olga Capellán

El Dr. José Francisco Peña Gómez, quien fue el alcalde electo del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) por el Distrito Nacional en el período 1982-86, durante su gestión municipalita hizo conciencia de los problemas que afectan al medio ambiente nacional, él, amante de la naturaleza y maravillado por el protocolo realizado en Río de Janeiro, Brasil sobre el cuidado y trato de los recursos naturales y la amenaza a que son sometido constantemente mediante el uso inadecuados de estos recursos y la emisión de gases dañino al medio ambiente.

Todos estos problemas tendidos de las manos a la falta educacional de un pueblo en cuanto al trato de la municipalidad ambiental, siendo los principales factores que agreden el derecho que tiene la humanidad de vivir en un ambiente sano, limpio, como prerrogativa para preservar la salud de cada ciudadano, y sobre todo la vida.

Peña Gómez, durante su gestión como alcalde de la ciudad de Santo domingo se tomaron medidas en el Ayuntamiento del Distrito Nacional, con la finalidad de preservar el Medio Ambiente, tomando en cuenta, que este fenómeno es una verdadera amenaza para la población en general, fue por ello que mediante órdenes precisas del alcalde se dictaminaron para evitar la contaminación y el deterioro de las cosas naturales que debe preservarse para garantizar la vida de todos los seres vivientes.

Los constantes desafíos ambientales por la que sufren numerosas especies animales y vegetales que corren el riesgo de desaparecer de la faz de la tierra, en gran parte provocado por los seres humanos, mediante las grandes industrias que generan cuantiosos recursos económicos a los magnates del negocio, no obstante y sin ningún miramiento a los daños causados a la naturaleza, fue por ello que se hizo necesario establecer un protocolo tendente a la reducción de gases que destruyen el medio ambiente, y que paralelamente se producen con la expansión económica que generan estas industrias.

Cuando los organismos internacionales decidieron reconocer los paradigmas existentes frente al medio ambiente, rediseñaron los planes para el financiamiento de estos programas para poner en práctica la reducción de gases tóxicos, la hicieron cuando el mundo entraba en una época donde nacía una nueva ideología basada en las informaciones de Leonel Briozola, ex Ministro de Finanzas del Brasil, también en el entonces sindico de Río de Janeiro, Joao Goulart, quien al igual que el Dr. Peña Gómez, fue un gran defensor del Medio Ambiente en ese país sudamericano.

A partir de la firma del protocolo de Río de janeiro, fue como la clase política comenzó a pensar en el asunto, siendo así como dieron inicio a la formación de los partidos verdes, es decir: los ecologistas, y comenzaron sobre todo en la Europa de del Este, que estuvieron mermados durante el sistema comunista que imperó durante la guerra Fría.

El Dr. José Francisco Peña Gómez, siempre se interesó por los asuntos ambientales, buscando soluciones para evitar cualquier posible contaminación, y así proveer y garantizar un ambiente sano a los seres vivientes de la ciudad de Santo Domingo, donde ejerció como municipalita, siempre llamó su atención, y aprovechando sus relaciones internacionales, donde obtuvo la colaboración de diversos gobiernos amigos de los países desarrollados, entre ellos: Alemania, España, Francia, Italia, Suecia, entre otros que hicieron grandes aportes, proveyendo miles de contenedores adecuados y camiones modernos para la recogida de basura, todo durante su gobierno municipal.

También tuvo su participación a través de cumbres celebradas por las Naciones Unidas (ONU) donde se exigieron la creación de organismos rectores para la elaboración de leyes específicas que incorporasen la dimensión ambiental en los asuntos del Estado.

En tal sentido se incorporaron cantidades de figuras políticas con la finalidad de debatir temas dentro de un marco de conciencia y responsabilidad, sobre todo en América Latina y el Caribe, entre ellos figuraron, además del Dr. José Francisco Peña Gómez, Fidel Castro, Albert Gore, Leonel Brizola; y más tardes se incorporaron también: Rodrigo Borja, José Figueres, Rodrigo Carazo Odio, Ricardo Lago, Evo Morales y Barack Obama.

Los últimos países en entrar a formar parte de este protocolo lo fueron: Ecuador, Costa Rica, Chile, Bolivia y Los Estados Unidos de Norte América.

Peña Gómez siempre se sintió comprometido con las más grandes causas ambientalistas, fue por ello que desde su posición como alcalde tomó medidas ambientales, luego de la devastación de la ciudad capital por parte de diversos fenómenos naturales, entre ellos: el Huracán David y la Tormenta Federico, ocurridos tres años antes de su gobierno municipal.

De igual modo implemento un sistema de reordenamiento urbano que fortaleció los planes del Ayuntamiento, lo que le permitió realizar un programa de recuperación ecológica medioambiental, por medio a un ambicioso plan de aseo de toda la ciudad, y el mantenimiento de las áreas verdes, complementado con la limpieza de solares y parcelas y otras áreas.

Con su gestión fue como se le dio inicio a la siembra de árboles, plantas ornamentales y florales, además se construyeron viveros y se inició un amplio programa de salud, instituyéndose con ello los operativos médicos barriales, sobre todo en las zonas de hacinamiento, por considerarse estos ser los más vulnerables de la población capitalina.

Preocupado por la situación, ya no solamente de la ciudad capital, el Dr. José Francisco Peña Gómez, participó en diversas conferencias internacionales, mesas de diálogos , donde se analizaban la problemática de América Latina y el Caribe, sobre todo en aquellos que fueran organizados por la Internacional Socialista, del cual fue miembro de pleno derecho como vicepresidente mundial y presidente para toda el área latinoamericana y caribeña, siempre buscando soluciones a los problemas medioambientales; muy en especial aquellos relacionados con el cambio climático para tratar de reducir la emisiones de gases tóxicos y el calentamiento global.

En una ocasión, Peña Gómez, expuso su criterio en una ponencia durante la celebración de un seminario para tales fines, llevado a cabo por la Universidad Iberoamericana (UNIBE) en el año 1989, ya no en su condición de alcalde de la ciudad de Santo domingo, sino como político preocupado por el destino de su país y el resto del mundo, donde se discutieron posibles proyectos alternativos, basados en un desarrollo sostenible.

Él era un hombre coherente en todas sus acciones, y fue el primer político en la historia de la República dominicana que prestó atención a los cambios atmosféricos y sus consecuencias, como la subida del nivel del mar, la capa de ozono, la emisión de gases, tales como: El anhídrido carbónico y otros gases tóxicos que dañan el medio ambiente y que ponen en peligro la salud de los seres vivientes, especialmente las de los seres humanos; toda esa problemática fueron expuestas por el Dr. Peña Gómez durante su ponencia ante el evento celebrado por la UNIBE, donde habló a nombre de la Internacional Socialista.

Peña Gómez, fue el más visionario de todos los políticos en materia medioambientalista, fue por ello que en el año 1992 durante su participación en la cumbre de Río de Janeiro, donde asistió acompañado de su señora esposa Doña Peggy Cabral, y los señores Dr. Juan Antonio González, y el Ing. Roberto Castillo Tió, que completaron la delegación dominicana ante el magno evento, estuvo de acuerdo de inmediato en la firma de dicho protocolo.

Al ser candidato presidencial por el Partido Revolucionario dominicano (PRD) en el año 1993, parte de su programa de gobierno estuvo centrado en el problema del medioambiente, dirigido a la recuperación ecológica para toda la nación, con miras hacia la recogida de basura, limpieza de calles y cañadas, operativos médicos y la repoblación de las áreas verdes en todo el país, según detalles del Dr. José Antonio González, autor de una serie de artículos dedicado al legado del Dr. José francisco Peña Gómez, frente a los asuntos ecológicos medioambientales.

El Dr. González, dijo que para él Dr. Peña Gómez, fue de mucho interés la creación de una ley de ordenamiento territorial, que diversificara el control de la contaminación de las aguas, los suelos y el aire, con fines de protección al ecosistema y la biodiversidad y la creación de un organismo que aglutinase a todas las instituciones ligadas a la problemática medioambientales.

En su trabajo de investigación, el Dr. González concluyó diciendo: que para el líder del PRD fue de primer orden el mantenimiento de la unidad de su partido, porque el país requiere de cambios estructurales é institucionales que hagan posible su sueño para que impere la ley, la transparencia, moralidad, ética, libertad, democracia y la justicia social. Estos fueron los anhelos de su vida para la nación, al que por ser de condición humilde y de descendencia haitiana la burguesía dominicana nunca le permitió gobernar en su país, a pesar de ser el político de la nueva época que más luchó por la dominicanidad.

Botón volver arriba