InternacionalNoticias

Periodista saca a la luz escándalo millonario de sobornos por parte de Odebrecht en México

México.-  El periodista mexicano Raúl Olmos, investigó las ramificaciones en su país de los millonarios sobornos de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de la asignación de grandes obras.

El torbellino desatado en toda América Latina por la firma brasileña continúa arrasando a las cúpulas políticas de varios países. Desde que la operación Lava Jato reveló el pago sistemático de sobornos a cambio de favores políticos y concesiones de obras en Brasil, se ha demostrado la misma dinámica en varios países.

En México un grupo de periodistas ha probado la transferencia de al menos 3,7 millones de dólares a sociedades anónimas de la nación azteca. Los fondos provenían de la Dirección de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, la sección de la empresa que erogaba los fondos ilícitos, explicó al programa radial ‘En Órbita’ de Sputnik Raúl Olmos, uno de los investigadores que participó de la pesquisa.

“Es una historia que hemos venido siguiendo desde el presente año acerca. Al inicio descubrimos las características de las obras que ejecutó la constructora brasileña en nuestro país y sus irregularidades. El último punto al que tuvimos acceso fue una serie de documentos donde se detallan transferencias de la oficina de la Dirección de Operaciones Estructuradas de Odebrecht”, comentó Olmos.

Ese sector era conocido como la “oficina de sobornos” por su modo de operar. En concreto, la investigación de los fiscales en Brasil produjo documentos que indican que la firma envió dinero a México “a través de dos empresas offshore instaladas en la isla de Antigua y en Panamá”.

Las entidades financieras Credicorp de Panamá y Meinl Bank de Antigua y Barbuda “hicieron transferencias entre 2010 y 2011 a una tercera compañía en México, que se llama Blunderbuss, asentada en Poza Rica, en el estado de Veracruz”. Olmos y sus colegas de la agrupación Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) fueron entonces a investigar a esta sociedad anónima.

“Descubrimos que se trata de una empresa fachada, de gaveta o de papel. Si bien fue constituida desde el año 2008, no tiene instalaciones físicas, carece de personal y sobre todo no tiene operaciones visibles de negocios. Contactamos a los que aparecen como supuestos dueños de la empresa y descubrimos que se trata de dos personas de condiciones humildes: uno es el exempleado de una gasolinera y el otro es un vendedor de seguros”, relató el periodista.

Varias de las obras de Odebrecht se llevaban adelante en Veracruz, el Estado que gobernó Javier Duarte de Ochoa bajo la insignia del Partido de la Revolución Institucional (PRI). Acusado de corrupción y prófugo durante seis meses de la Justicia, el funcionario abandonó su cargo y fue expulsado de su partido. Los prestanombres de Blunderbuss estarían vinculados, de acuerdo con la investigación de MCCI, con esta polémica figura, capturada en Guatemala en el mes de abril.

Los profesionales de MCCI no se detuvieron allí. Algunas obras ejecutadas por Odebrecht para la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) estaban plagadas de irregularidades, ya que fueron “otorgadas a dedo o en forma directa, sin licitación ni concurso”.

“Una de ellas es el gasoducto ‘Los Ramones’, de grandes dimensiones, ubicado casi en la frontera de México con EEUU. Ese contrato se firmó a través de una serie de empresas asentadas en paraísos fiscales, en concreto en las Islas Vírgenes y las Caimán. El contrato que recibió Odebrecht en forma directa y muy discrecional fue por 1.200 millones de dólares. Aparte de eso hay un par de refinerías de gasolina en las que también hubo contratos similares”, precisó Olmos.

​La Secretaría de la Función Pública de México, agregó el periodista, “acaba de notificar que detectó irregularidades de Odebrecht y responsabilidades de funcionarios involucrados” en la refinería de Tula, un gran proyecto en el que no se siguió el debido proceso administrativo en el mandato del actual presidente Enrique Peña Nieto.

Botón volver arriba