Sociales

Plaza de la Cultura anfitriona del Festival de Cine Coreano

Santo Domingo.-La Plaza de la Cultura “Juan Pablo Duarte” continua como anfitriona del Festival de Cine Coreano en Santo Domingo. Pero esta vez, la sede será la Biblioteca Nacional “Pedro Henríquez Ureña”. A partir del próximo lunes, se exhibirán allí cinco filmes de la hermana nación asiática, producidos entre 2011 y 2015. Historia, acción, suspenso y comedias son los temas que esta vez se proponen para el disfrute de los cinéfilos.

El sábado 29 de julio, en el Centro Cultural “Perelló” de Baní, en funciones corridas desde las 10 de la mañana, se proyectarán 4 películas coreanas, dos de ellas preparadas especialmente como estrenos absolutos en el país (“Payaso vendedor” y “Dusesori: la voz del Este”), como muestra de cortesía para los banilejos por el Día de los Padres.

“IN THE LINE FRONT”

Un impactante drama de guerra, que pudiera tener como referencias la epopeya de Masaki Kobayashi “La condición humana” (Japón, 1959), el drama de Steven Spielberg “Buscando al soldado Ryan”(1998) o “Band of Brothers” (2001). Es la película elegida para inaugurar la novena Muestra de Cine Coreano en República Dominicana el próximo lunes 24, después del cóctel de apertura. Esta no es una cinta de guerra más.

Tampoco es un producto terminado, al estilo de “Taegukgi” (2004). Sin embargo, es un drama bélico que impacta, triste y doloroso, no solo por la calidad de las logradas imágenes que inundan la pantalla, sino también por su trasfondo, las ambiciones de poder, y las diatribas ideológicas que dividen a los hombres y los obligan a matarse sin distinguir credo, nacionalidad, raza, sexo o conducta. “The line front” es una película que toca el tema del sin sentido de la guerra, retrata la historia de un país heroico y pacífico, como Corea, que sufrió las peores invasiones que recuerde la historia.

Primero, por el imperio de Japón y después, por la fiebre comunista, que pretendía convertirla en una punta de lanza contra Occidente. Actuaciones memorables, subtramas ejemplares, encuadres insuperables, efectos visuales que nada tienen que envidiar y, sobre todo, una cinematografía que derrocha profesionalismo por sus cuatro costados, son algunas de las virtudes de esta cinta.

Comente este artículo

Botón volver arriba