Salud

Presidente de la Sociedad Dominicana de Cardiología dice que en RD existe una cultura de consumo excesivo de sal

Santo Domingo. – A propósito de conmemorarse el 29 de septiembre el Día Mundial del Corazón, el doctor Donaldo Collado, presidente de la Sociedad Dominicana de Cardiología, explicó que en República Dominicana existe una cultura de consumo excesivo de sal, uno de los principales factores para la aparición de hipertensión arterial.

“El dominicano a todo le echa sal, a los aguacates, tostones y prácticamente a todo los alimentos. Además de que cocinan con muchos condimentos que también tienen sal. Ese uso sin control del salero contribuye al desarrollo de enfermedades cardiovasculares”, dijo.

De acuerdo con el doctor, en los objetivos del milenio 2013 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estableció la meta 2525, para reducir la morbi-mortalidad por enfermedades cardiovasculares. Con esta meta las entidades de salud se comprometieron a reducir en un 25% la hipertensión arterial, el consumo de sal, el tabaco, la diabetes e incentivar la actividad física.

Se estima que el 31% de la población dominicana mayor de 18 años padece de hipertensión arterial, es decir más de 2 millones, según la encuesta Prevalencia de Hipertensión Arterial y Factores de Riesgo Cardiovasculares en República Dominicana EMPRAFAR-HAS 17, que realizaron la Gallup, la Sociedad Dominicana de Cardiología y el Seguro Nacional de Salud (SENASA).

Para realizar este estudio tomaron una población de 2016 personas. El estudio determinó la prevalencia de hábitos dañinos como el uso de bebidas energizantes, cigarros y hookah, que también inciden en las enfermedades cardiovasculares.

De acuerdo con el doctor Collado, las autoridades de salud deben idear un plan de prevención, que eduque a los niños desde las escuelas para que aprendan cómo deben alimentarse. Sugirió que en todas las farmacias haya monitores de presión, que las personas conozcan su índice de masa corporal, nivel de colesterol, entre otros datos.

El especialista también recomendó que se regule la venta de bebidas energizantes y hookahs en la población joven.

Advirtió que gran parte de las muertes son causadas por enfermedades cardiovasculares. Hizo referencia a un estudio que hizo el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), el año pasado en el que de 5 mil autopsias que realizaron, el 37% de las muertes fue a causa de infartos o derrames cerebrales.

Botón volver arriba