NacionalNoticias

Presidente Luis Abinader dice que va a controlar las ilegalidades y delitos que ocurren en la frontera entre RD y Haití con la construcción de una verja que divida las dos naciones

Santo Domingo. – El primer mandatario Luis Abinader informó que va a controlar las ilegalidades y delitos que ocurren en la frontera entre República Dominicana y Haití con la construcción de una verja que divida a las dos naciones, con todos los avances tecnológicos necesarios.

“En la segunda mitad de este año 2021 empezaremos a construir en la línea divisoria entre ambos países: Republica Dominicana y Haití, las nuevas medidas de refuerzo de la seguridad, que combinarán los medios físicos y tecnológicos, e incluirán una doble verja perimetral en los tramos más conflictivos y una simple en el resto, además de sensores de movimiento, cámaras de reconocimiento facial, radares y sistemas de rayos infrarrojos”, expresó en su discurso de rendición de cuentas ante el Congreso dominicano.

“Con todo ello y en un plazo de dos años, queremos poner fin a los graves problemas de inmigración ilegal, narcotráfico y tránsito de vehículos robados que padecemos desde hace años y lograr la protección de nuestra integridad territorial que llevamos buscando desde nuestra independencia”, añadió el jefe de Estado, al dar un anuncio en momentos en que una intensa crisis política azota Haití y el día en que República Dominicana conmemora la independencia de su vecino en la Isla de La Española.

Además, afirmó que su país está decidido a “relaciones de mutuo beneficio con Haití”.

Abinader, sostuvo que se firmó un acuerdo “sin precedentes” que permitirá “apoyar la cedulación con documentos de su país, de los ciudadanos que se encuentran en nuestro territorio; la venta de energía, y la instalación, con colaboración internacional y en coordinación con su gobierno, de hospitales de maternidad en el lado haitiano de la frontera, que puedan dar servicio a sus mujeres, en condiciones dignas y evitar la saturación de los servicios de salud dominicanos”.

El primer hospital se ubicará en la zona de Juana Méndez, en Haití, en la frontera norte entre ambos países, proyecto autorizado por el gobierno haitiano que arrancaría “en los próximos meses con el aporte de la comunidad internacional”.

Prometió modernizar el servicio exterior dominicano, por lo que “la Cancillería trabaja para el fortalecimiento de nuestras relaciones estratégicas con los países latinoamericanos y del Caribe; con EE.UU., nuestro principal socio comercial; con la Unión Europea y con China”.

Comente este artículo

Botón volver arriba