Nacional

Propietarios de villas en Casa de Campo se quejan por impedimentos para sacar títulos

La Romana .- Propietarios de villas en Casa de Campo, temeroso de perder sus propiedades, acuden a sacar sus títulos definitivos, pero no pueden por dicha situación por la hipoteca Judicial  que  la ciudadana americana, Rosa Abel Lora, logró poner mediante un acto judicial al exclusivo complejo.

Y es que la gran mayoría de los propietarios de solares en Casa de Campo, una vez adquirían las propiedades, se han mantenido solo con su contrato de venta, pero ahora ante los problemas quieren sus certificados de títulos, pero al tener las hipotecas judiciales, sus certificados de títulos le serían entregados, pero gravados.

Serios problemas, porque ellos compraron a COSTASUR DOMINICANA S.A., un inmueble, que debe ser entregado libre de cargas y gravámenes.

Estos problemas se le presentan a Casa de Campo porque se niega a acatar las órdenes judiciales, y en una ardid intima a la ciudadana americana Rosa Abel Lora por acto de alguacil en “demanda en reherimiento en cancelación, sustitución o limitación de hipotecas judiciales”

Casa de Campo admite que las acciones de los tribunales a favor de Rosa Abel Lora “están creando una gran perturbación, toda vez que se encuentra, en cierta forma, limitada de ejercer de manera normal sus operaciones como manejadora del proyecto turístico Casa de Campo”.

Rosa Abel Lora, ganó hipoteca judicial en contra de la parcela No.84-REF-321, del DC 2.5, con más de 8 millones de metros cuadrados, en donde opera el exclusivo complejo Casa de Campo, propiedad de COSTASUR DOMINICANA, S. A, por 23 millones de pesos.

Hasta tanto sea redimido dicho gravamen a la acreedora hipotecaria, Casa de Campo no puede realizar ninguna operación de venta ni traspaso de propiedades.

Y es que la ciudadana americana, Rosa Abel Lora, amparada en su certificado de título de propiedad a embargado los casi 9 millones de metros cuadrados grabados en hipotecas y procederá a venderlos en pública subasta

La referida hipoteca tiene su origen en la sentencia No.335-2017-SRES-00007, de fecha 3 de enero del año 2017, inscrita en el Registro de Título el 24 de febrero de este mismo año, lo que provoca que hasta tanto sea redimido dicho gravamen a la acreedora hipotecaria, Casa de Campo no podrá realizar ninguna operación de venta, quedando en un limbo todo aquel que se aventure a realizar operaciones de esa naturaleza con un inmueble que en los siguientes días pudiera ser embargado y subastado.

De triste recordación es el hecho de que ese complejo turístico, representado por la empresa COSTASUR DOMINICANA, S. A., en contubernio con uno de los actuales senadores del congreso dominicano, constituidos en asociación de malhechores falsificaron las firmas de los ejecutivos de la Asociación Mocana de Ahorros y Préstamos, así como la de un abogado notario, con el objetivo de despojar de una villa de su propiedad, a la señora Abel Lora.

Ante la negativa de pago por parte de Casa de Campo a la ciudadana americana Rosa Abel Lora, avalada por sentencias de los tribunales de la República, se produce este acto de hipoteca Judicial contra el exclusivo complejo turístico y vacacional.

Casa de campo se niega a acatar sentencia de pago recurre a referimiento judicial

En una actitud de soberbia, muestra de poder y manipulación Casa de Campo, a sabiendas de que deben cumplir con las estipulaciones de la justicia a favor de la señora Rosa Abel Lora, y como ellos mismo lo dicen en el acto de alguacil enviado, esto entorpece sus negocios y ventas. Cito: “En la actualidad la entidad COSTASUR DOMINICANA, S.A., en su calidad de desarrolladora del proyecto Turístico de Casa de Campo, se encuentra “de facto” dificultada para el desenvolvimiento de manera normal de las operaciones de venta de inmuebles y mejoras, pues aunque legalmente la hipoteca no impide transferencia, los potenciales compradores suelen abstenerse de comprar”.

Lo que duele a esta empresa es su dinero, los doce años que lleva de viacrucis, sufrimiento y humillación y pérdidas económicas de Rosa Abel Lora, no tienen valor para este exclusivo complejo, laceraciones donde ellos colaboraron de manera directa, al hacerse cómplice y apoyar las acciones que se llevó a cabo contra ella y sus hijos en la Villa de su propiedad, cuando en una acción deplorable y vil que  involucra a su ex esposo el senador Heinz Vieluf, (PLD) donde falsificaron las firmas de los ejecutivos de la Asociación Mocana de Ahorros y Préstamos, así como la de un abogado notario, con el objetivo de despojarla de su propiedad en Casa de Campo,  y por ello  el complejo fue demandado por 23 millones de pesos.

Comente este artículo

Botón volver arriba