Internacional

Puigdemont renuncia a declarar la independencia de Cataluña y llamará a elecciones

Barcelona, España.– El presidente de la región de Cataluña, Carles Puigdemont, comparecerá ante la prensa para, según diversas fuentes, anunciar la convocatoria de elecciones autonómicas anticipadas.

La comparecencia tendrá lugar horas antes de que se celebre en el Parlamento catalán un pleno para analizar la situación política, en pleno debate entre las fuerzas nacionalistas sobre si debe hacer una declaración unilateral de independencia o renunciar e ir a elecciones.

En las últimas horas se ha abierto paso la opción de que Puigdemont convoque elecciones regionales si el Gobierno de Mariano Rajoy renuncia a intervenir la autonomía en aplicación del artículo 155 de la Constitución, lo que alejaría la posibilidad de una declaración de independencia.

Así lo han confirmado fuentes de la coalición que respalda a Puigdmeont, Junts pel Sí (JxSí), cuyos diputados han sido convocados esta mañana por el presidente regional para analizar los escenarios que se abren, antes de que esta tarde arranque el pleno específico del Parlamento autónomo para responder a las medidas de Rajoy.

El sábado pasado el Consejo de Ministros español aprobó un decreto con medidas para asumir competencias de la autonomía catalana ante la deriva secesionistas de sus autoridades.

El Pleno del Senado lo debe ratificar este viernes y la iniciativa de Puigdemont de convocar comicios regionales podría llevar a dejar sin efecto las medidas del Gobierno español.

Además, el Gabinete catalán presentó hoy ante el Tribunal Supremo español dos recursos que piden, mediante la adopción de medidas cautelares urgentes, la suspensión provisional del acuerdo del Gobierno de Mariano Rajoy para asumir competencias de esa autonomía.

La petición de medidas cautelares supone que la Sala de lo Contencioso Administrativo del Supremo haya de resolver sobre la paralización provisional o no del acuerdo del Gobierno de Mariano Rajoy en un plazo menor de 48 horas.

Justificaciones separatistas

El Gobierno regional de Cataluña envió al Senado en el último momento sus alegaciones a las medidas propuestas por el Gobierno central para impedir el secesionismo, y lo acusa de haber “sobrepasado ampliamente” y “sin justificación” los límites que permite la Constitución.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy propuso el pasado día 21 el cese del presidente del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, y su gabinete, limitar las funciones del Parlamento regional y convocar elecciones autonómicas antes de seis meses para restaurar el orden constitucional en esa región autónoma e impedir el secesionismo.

Estas medidas, de acuerdo con el artículo 155 de la Constitución, deben ser validadas por el Senado, que lo hará mañana, pero antes, el Ejecutivo catalán puede enviar sus alegaciones.

Según consta en esas alegaciones, a juicio del Ejecutivo catalán, las decisiones que recoge el acuerdo del Gobierno de España para aplicar el artículo 155 “despojan prácticamente a las instituciones de la Generalitat de Cataluña de sus principales atribuciones”.

Denuncia asimismo que el Estado se haga cargo de “la dirección política de la administración de la Generalitat en su conjunto”.

Por ello, considera que si el Senado autoriza las medidas, “estaría imponiéndolas sin una ponderada causa justificante e incurriendo en un exceso notorio”.

También interpreta que existe “manifiesta desproporción entre la finalidad perseguida y las alteraciones impuestas al sistema institucional de la Generalitat (gobierno regional catalán)”.

En consecuencia, el Gobierno catalán considera que ha habido una “patente vulneración del procedimiento previsto para el artículo 155 de la Constitución”.

Las alegaciones llegaron en el último momento, justo antes de las 10:00 de la mañana, cuando expiraba el plazo.

Con ellas en la Cámara Alta, la comisión encargada de estudiar la propuesta del Gobierno se pone en marcha, en la que está previsto que la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, defienda la postura del Ejecutivo central.

Aunque se especuló con que podría ser el propio Puigdemont el que las defendiera, finalmente lo hará un delegado de la Generalitat en Madrid.

La propuesta final de esta comisión será la que se vote en el pleno del Senado previsto para mañana y después el Gobierno las puede poner en marcha.

El gubernamental partido Popular (PP, centroderecha) cuenta con mayoría absoluta en la Cámara Alta, pero además, cuenta con el apoyo de los socialistas (PSOE), principal grupo de oposición, y Ciudadanos (liberales).

En los últimos días se ha especulado en España con la posibilidad de suspender la aplicación de esas medidas si Puigdemont convocaba elecciones regionales, pero esa opción no se ha concretado.

Comente este artículo

Botón volver arriba