NoticiasPolitica

RD se encuentra en la línea de peligro tras endeudamiento de más de 40% del PIB

Santo Domingo.- La deuda pública dominicana se aproxima al umbral de riesgo, con una tendencia a superar la barrera del 40% del PIB, que es considerada la línea de peligro de sostenibilidad para organismos internacionales, advirtió la escuela de economía de la universidad Intec.

En un informe sobre el comportamiento de la economía dominicana en el primer cuatrimestre, la escuela refiere que también esa frontera de sostenibilidad de la deuda es adoptada por las agencias de calificación de riesgo, que evalúan periódicamente la economía dominicana y son determinantes para la fijación de tasas de interés de los bonos soberanos que periódicamente debe colocar el Gobierno en los mercados financieros internacionales.

El informe dado a conocer ayer durante una conferencia de prensa detalla que “el crecimiento económico, que en parte ha sido estimulado sustancialmente por el gasto público, ha florecido como resultado del déficit fiscal anual en los últimos 10 años. Así, el año pasado la deuda pública del sector no financiero del Gobierno se elevó cerca de 2,500 millones de dólares, poco menos del 38% del PIB, con una tendencia a superar la barrera del 40% del PIB, que es considerada la línea de peligro de sostenibilidad para organismos internacionales y agencias de calificación de riesgo”.

El informe abarca otro aspecto de la deuda y es el relativo a las obligaciones que contrae el Banco Central. Dice que esa deuda diseñada para tratar de contener el derrame monetario, subsanando cualquier aumento en la tasa de cambio, ha sido por la intensa participación de la autoridad monetaria con una colocación de títulos que ya ronda los 430 mil millones de pesos y son una carga permanente y creciente, con un altísimo costo operativo. “Estos títulos constituyen una deuda financiera adicional a la deuda pública del Gobierno, que eleva al 49% la relación deuda/PIB y crea un déficit cuasi fiscal que, a su vez, incrementa el déficit gubernamental por la carga que representa la ley de capitalización del Banco Central”, dice el informe de la escuela de economía de Intec.

Recuerda que la última misión del FMI señaló en el informe de revisión de la economía dominicana que “se requerirá un importante ajuste fiscal para garantizar la sostenibilidad de la deuda…”, agregando la sugerencia de que, “la sostenibilidad fiscal deberá sustentarse en una exhaustiva reforma que amplíe la estrecha base tributaria, simplifique el sistema impositivo y lo haga más equitativo”.

Intec también plantea que el informe de principios de año del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) titulado “Cuando los vientos a favor se agotan: Oportunidades para fomentar el crecimiento inclusivo en Centroamérica y la República Dominicana” sostiene que obtener resultados fiscales positivos inmediatos impactaría significativamente las expectativas de los inversionistas de la región; facilitaría la estabilidad de la deuda, robustecería las condiciones para mitigar los choques externos y actuaría como soporte a eventuales acciones que fortalezcan las instituciones locales, la estructura productiva y financiera.

Según la escuela de economía de Intec, estas tareas siguen vigentes para 2017 y años subsecuentes, “a fin de lograr consolidar los balances fiscales, estabilizar la deuda y brindar sostenibilidad a las cuentas nacionales, tanto internas como externas”.

La representante del BID en el país, Flora Montealegre, manifestó que República Dominicana no se puede endeudar más para destinarlo al pago de intereses de deuda.

Advierten necesidad de concretar pacto eléctrico

Tras calificar “El pacto eléctrico estancado”, indica que un elemento clave en todo este reto es que en el largo plazo el crecimiento no sería verosímil, si no se concluyen las negociaciones para alcanzar un pacto del sector eléctrico que haga más razonable el subsidio actual. “Sin esta reestructuración del sector generador de energía y la sostenibilidad de la distribución, el hoyo de las finanzas del Gobierno queda siempre vulnerable y dependiente de las fuerzas externas que disparan o contraen los precios del petróleo”.

Punta Catalina podría bajar costos energéticos

Entre tanto, el Instituto Tecnológico de Santo Domingo indica, asimismo, que la construcción de las nuevas plantas a carbón de Punta Catalina, a mediano plazo puede ayudar a la disminución de los costos energéticos, pero por sí sola en modo alguno esta es una solución al complejo problema de los intereses económicos, sociales y políticos relacionados con el entramado de ineficiencia, mala gestión y debilidad institucional que caracterizan al sector energético dominicano.

 

 

Comente este artículo

Botón volver arriba