Sin categoría

Recordando a Facundo Cabral

Por Lincoln López

Nació y murió en la calle. Hijo de Sara y de Rodolfo Cabral. Su padre abandonó la familia un día antes de su nacimiento, el 22 de mayo de 1937. Luego,  fue echado de la casa donde vivía junto con sus siete hermanos. De estos, cuatro murieron en los años siguientes mientras andaban por Tierra de Fuego, en el sur de Argentina. Por lo tanto, tuvo una infancia dura y desprotegida. Analfabeta. Ladrón. Violento. Alcohólico.

A los 14 años fue encarcelado por hechos violentos. ¨En prisión  conoció a un sacerdote jesuita, que le enseño a leer y escribir y lo acercó al gusto por la lectura¨. Esto transformó su vida, pero gravitando dentro sí, lo que alguna vez había sido. Por eso, años después, cuando ya tocaba la guitarra y cantaba folklore, una noche,  en un bar del balneario argentino de Mar del Plata, improvisó una canción que le dio la vuelta al mundo:

¨No soy de aquí, ni soy de allá

no tengo edad, ni porvenir

y ser feliz es mi color de identidad¨.

Johann G. Fichte (1762-1814) uno de los pensadores más sobresalientes del idealismo alemán consideraba que ¨la elección de una  filosofía depende de la clase de hombre que se es¨.  El  cantautor compuso la canción que expresa una filosofía de vida, articulándola alrededor de lo que nunca dejó de ser. El profesor Antonio Rodríguez Huéscar en su estudio sobre  ¨Filosofía y vida individual¨ señala que ¨la filosofía no es que tenga relaciones más o menos íntimas con la vida individual, sino que es la vida individual¨. Por tanto, su propuesta es algo personal, y   como todo idealismo subjetivo, exalta, además, la libertad del sujeto. Sobre la libertad Cabral compuso ¨Los que callan¨:

¨Yo bailo con mi canción

y no con la que me tocan

yo no soy la libertad

pero soy el que la provoca

Si ya conozco el camino

para que voy andar acostado

si la libertad me gusta

paque he de vivir de esclavo¨.

La tragedia marcó la vida de Facundo Cabral, por ejemplo, en 1978 la muerte de su esposa y su hija. Cuando perdió la visión por casi dos años, y el cáncer de páncreas que padecía desde el 2009.

¨Haz solo lo que amas y serás feliz. Por amor me levanté cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija¨.

Sin embargo, Facundo Cabral alcanzó la fama mundial. Sus monólogos sobre filosofía y cultura, mezclados con canciones y notas de humor hicieron historia por su contenido espiritual y sincero. Se estima que recorrió160 países como artista o visitante. En 1984 regresó a Argentina como un artista consagrado. En 1987 llenó el estadio de Fútbol en Buenos Aires, con capacidad para cincuenta mil personas. Aquí, en  Santiago de los Caballeros ofreció tres conciertos en el Gran Teatro del Cibao, y allí sembró un árbol en ¨El Bosque de la Vida¨. Falleció trágicamente en Guatemala el 9 de julio del 2011.

Escribió varios libros, entre ellos: El paraíso no está perdido sino olvidado,  Este es un nuevo día, Ayer soñé que podía y hoy puedo…En este último reflexiona lo siguiente:

¨El que va al templo a pedir no es un creyente,

sino un mendigo¨.

Botón volver arriba