Tecnología

Red social Twitter repuso algunos checks azules y estalló la polémica: celebridades aclararon que no pagaron


(EE. UU). -El sábado se restablecieron los marcadores azules de Twitter en algunas cuentas de medios de comunicación, famosos y otras cuentas de alto perfil, una medida protestada por muchos de sus “beneficiarios”.

Según Twitter, los checks azules, que antes eran un signo gratuito de autenticidad y fama, ahora deben ser adquiridos por los suscriptores por 8 dólares al mes.

Las cuentas de pago que tenían un tick azul lo perdieron el jueves, ya que el propietario Elon Musk puso en marcha una estrategia, apodada “Twitter Blue”, para generar nuevos ingresos, anunciada el año pasado. Según Travis Brown, desarrollador de software con sede en Berlín que realiza un seguimiento de las plataformas de medios sociales, sólo una pequeña parte de los usuarios con el tick azul se suscribieron, menos del 5% de los 407.000 perfiles “afectados”.

Pero el viernes y el sábado, varias celebridades recuperaron sus marcadores azules, aparentemente sin acción por su parte, entre ellos el escritor Stephen King, el campeón de la NBA LeBron James y el ex presidente de EEUU Donald Trump.

Musk informó el viernes que estaba “pagando unas cuantas (suscripciones) personalmente”.

Las reacciones no tardaron, pero no fueron de alegría ni agradecimiento: muchos estaban furiosos. Varios de los que ganaron sin querer los ticks azules dejaron claro que no se habían suscrito, ya que la insignia se convirtió en un símbolo de apoyo a Musk.

El rapero estadounidense Lil Nas X, en cuyo perfil aparece el check azul, tuiteó: “por mi alma que no pagué por el azul de twitter, ¡sentirás mi ira hombre Tesla!”.

Las cuentas de algunos famosos fallecidos, como el chef estadounidense Anthony Bourdain, también recibieron un tick azul.

“No significa no, chicos”, tuiteó el sábado la periodista tecnológica Kara Swisher, diciendo que había ganado el tick azul sin su consentimiento. “Las mentes inquisitivas necesitan saber: ¿Elon me quiere por mí o por mis 1,49 millones de seguidores?”, añadía, dos horas después de decir que no pagaría “8 dólares/mes por el tilde azul y funciones meh”.

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), al que también se concedió una tilde azul, tuiteó el sábado: “No nos suscribimos a Twitter Blue”.

El premio Nobel de Economía Paul Krugman, que el pasado mes de julio se burló de Musk diciendo que tenía un “escaso control de los impulsos”, dijo el sábado: “Así que mi cheque azul ha reaparecido. No tuve nada que ver con eso, y definitivamente no voy a pagar”.

El jefe de Twitter, Tesla y SpaceX, fiel a su estilo, respondió con la imagen de un bebé embadurnado de salsa de tomate, llorando sobre su plato de pasta y con un babero con un tick azul superpuesto.

Muchas cuentas oficiales de medios de comunicación recuperaron un tick, incluida la de AFP, que no está suscrita a Twitter Blue. The New York Times recuperó su distintivo dorado este mes después de que Musk tachara a la organización de “propaganda”. El Times es uno de los principales grupos de medios de comunicación que tienen un distintivo dorado reservado para una “cuenta oficial de empresa” que paga al menos 1.000 dólares al mes.

El restablecimiento de los ticks no atrajo de nuevo a la radio pública estadounidense NPR y a la cadena pública canadiense CBC, que suspendieron recientemente la actividad en sus cuentas y no habían reanudado los tweets hasta el domingo.

Estas emisoras fueron algunas de las que protestaron por las etiquetas de “afiliadas al Estado” y “financiadas por el Gobierno” que Twitter les puso, y que antes estaban reservadas a los medios de comunicación no independientes financiados por gobiernos autocráticos. Twitter retiró el viernes estas etiquetas, incluidas las aplicadas a la agencia oficial de noticias china Xinhua y a la rusa RT.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Botón volver arriba