Salud

Remedios caseros para evitar y combatir las varices

Santo Domingo.-Las válvulas de las venas son las que facilitan que el flujo sanguíneo se dirija al corazón, pero si no funcionan correctamente la sangre se queda estancada y esto provoca que la vena se inflame. Y esto puede deberse a estar demasiado tiempo de pie, embarazo, sobrepeso, una presión continua sobre el abdomen o válvulas débiles.

Aceites esenciales: en un vaso de agua mezcla 4 gotas de aceite esencial de manzanilla, otras 4 de semilla de zanahoria, otras 4 de aceite esencial de lavanda y 1 cucharadita de tintura de hipérico. Moja el paño en la mezcla que has hecho y aplícalo sobre las zonas donde hay venas varicosas durante 20 ó 30 minutos. Te ayudará a aliviar el dolor, la hinchazón y mejora la circulación sanguínea. Lo puedes hacer una vez al día. También son beneficiosos otros aceites esenciales como el de romero, naranja, limón, ciprés, pomelo o geranio.

Vinagre de sidra de manzana : uno de los múltiples usos que tiene es que mejora la circulación sanguínea y facilita que fluya correctamente, también alivia el dolor y baja la inflamación. Simplemente empapa un paño limpio en vinagre escurre el exceso y ponlo sobre la zona que quieras tratar. Además puedes hacer suaves masajes en dirección ascendente. Lo puedes repetir a diario. Además para mejorar la circulación “por dentro” puedes beber un vaso de agua con dos cucharaditas de vinagre.

Aceite de caléndula: las propiedades de esta planta medicinal son excelentes para tonificar y fortalecer las venas, tiene propiedades antiinflamatorias, alivia el dolor y repara los tejidos dañados. Es tan beneficiosa que puede incluso llegar a hacer desaparecer las venas varicosas. Simplemente machaca los pétalos de la flor y haz una especie de pasta. Aplícala sobre las piernas y déjala que actúe toda la noche o día. Después se retira aclarando con agua. Repite tanto como necesites.

Hojas de col: la col posee vitaminas A, B1, B2, C, E, K, minerales como hierro, potasio, magnesio, calcio, fósforo, azufre y fibra. Además de incluirla en tu dieta de forma regular, si aplicamos las hojas de la col sobre las venas varicosas podemos combatir el dolor, la inflación y favorecer la circulación de la sangre. Aplica una hoja grande de col sobre la zona y mantenla con la ayuda de una venda o similar. Se puede hacer a diario y mantener la col tanto tiempo como necesites.

Estos remedios caseros  serán muy útiles, pero además podemos hacer cosas en el día a día para impedir o frenar la aparición de venas varicosas: debes evitar cruzar las piernas al sentarte, elevar las piernas un poco al dormir poniendo una almohada debajo de las rodillas, no usar en lo posible los tacones altos, no ponerse ropas muy ajustadas en las piernas y abdomen, hacer ejercicio regularmente, evitar el sedentarismo, perder peso si es necesario, tener una dieta rica en frutas y verduras, mantenerse bien hidratados y evitar el consumo de alcohol y tabaco.

 

Comente este artículo

Botón volver arriba