NoticiasTecnología

Rusia probó exitosamente su propia red de internet: se desconectó del resto del mundo en Navidad

Los internautas “ni siquiera se darán cuenta de que estos tests se están realizando”, había afirmado previamente el portavoz del ministerio, Evgueni Novikov.

En el marco de esta re estructuración, los proveedores de internet en Rusia deberán instalar equipos especiales que el Gobierno les está proporcionando y que permitirán controlar todo el tráfico y enrutarlo. Además, se estableció la creación de un sistema nacional de DNS (sistema de nombres de dominio) que almacenará todos los nombres y las direcciones IP correspondientes.

Independencia respecto a Occidente

Según la televisión pública rusa Rossiya 24, ya se realizaron pruebas a varios niveles en las últimas dos semanas, incluidos tests de posibles ciberataques extranjeros, intentos de interceptar tráfico, SMS, localización o informaciones de abonados a líneas móviles en Rusia. “El objetivo es asegurar la estabilidad y el funcionamiento de internet en el territorio ruso bajo cualquier circunstancia”, declaró Sokolov previamente al canal.

Según el Kremlin, esta ley está pensada para proteger el “segmento ruso” de internet en caso de que se produzca una desconexión de los grandes servidores mundiales, situados en Europa y Estados Unidos. El objetivo es permitir que los servicios del Estado y la red bancaria rusa funcionen de forma autónoma aunque estalle una guerra o se produzcan ciberataques masivos.

En concreto, la idea es reorganizar el tráfico de internet para reducir la cantidad de datos transmitidos a través del extranjero.

Para ello, los proveedores de acceso deben instalar una infraestructura especial para las redes sociales, proporcionada por las autoridades, para 2021, cuando se celebren las próximas elecciones legislativas.

Aunque no se dieron detalles sobre esta infraestructura especial, esta tecnología permitirá que la policía rusa de internet, Roskomnadzor, efectúe si lo necesita una “inspección profunda de paquetes” (DPI), es decir, un análisis de todo el tráfico que transita por los servidores rusos y redirigir el flujo hacia sitios o servicios específicos.

Además, Roskomnadzor podrá bloquear cualquier página o contenido directamente, una tarea que en la actualidad recae en los operadores.

Comente este artículo

Botón volver arriba