Ver Más Opiniones

Sanción excesiva la cancelación de la Sargento Perla Mariel Cordero

Por: JuanTomás Taveras

Ha sido excesiva, desconsiderada y fuera de la ley la cancelación del nombramiento como miembro de la Policía Nacional de la Sargento Perla Mariel Cordero Sánchez. La disciplina no puede estar por encima de los derechos humanos y mucho menos por encima de la dignidad de la mayoría de los miembros que conforman la institución policial; la ex sargento Perla Mariel Cordero representó la dignidad y la indignación frente al dolor de ver vilmente asesinados a sus compañeros y hermanos de armas ante la indiferencia de sus superiores e incumbentes de ese entonces.

Así, no se logrará levantar la moral y el espíritu de los miembros del cuerpo policial y mucho menos se ganará la confianza de la ciudadanía, cuando la mayoría de los policías, de los medios de comunicación y  de la población en general fueron solidarios con Perla Mariel Cordero, en su momento Sargento activa de la policía, al cancelarla, sea esta una decisión del Consejo Superior Policial o de cualquier otra influencia política se está cometiendo un error, pues se le está dando la espalda al sentir ciudadano y debilitando el liderazgo de los nuevos incumbentes policiales frente a una falta leve, que fue una comprensible demostración de sentimiento humano, de una miembro policial mujer honorable, estudiante universitaria, madre soltera, independiente y enamorada de su carrera, donde cada vez más se pierde la vocación de amor al oficio de ser policía.

Perla Mariel Cordero es un ejemplo de superación y una heroína para la mayoría del cuerpo policial, así como para la población en general. Resulta extraño e incomprensible que la aspiración de cualidades para el perfil que debería tener todo policía lo estemos descalificando y excluyendo de la plantilla de recursos humanos de la institución policial. Aprovecho la ocasión para pedir reflexión en torno al caso a los directivos policiales y decirles que todavía están a tiempo para rectificar y reconsiderar esta adversa decisión de cancelación a una miembro meritoria.

Hay muchos casos por demás de verdaderos malos policías que pueden tomarse de ejemplo para mandar un mensaje, en caso de que esa sea la real razón de la cancelación de la sargento Perla Mariel Cordero, pero, el de ella definitivamente no es el caso. Debemos resaltar que no solamente quedará fichada en la policía sino que su mancha quedará fijada en el historial del resto de su vida, lo cual es una deshonra para su vida pública y privada y le afectará en su vida profesional futura. Por eso estamos obligados a apelar y seguir hasta la última instancia para limpiar su nombre.

Otra situación que vemos injusta es que a dicha ex sargento la cancelaron el día siete y la notificaron el día dieciocho de septiembre, once días después que trabajó como si estuviera activa, lo cual es un abuso de poder avieso. Esto es algo que para nada va a beneficiar a la institucionalidad e imagen de la Policía Nacional, cosas como estas no deberían seguir pasando si queremos ganar la confianza y credibilidad de la sociedad.

No entendemos por qué razón un escándalo que ya estaba olvidado y que correspondía a la gestión pasada se ha querido destapar de nuevo, sin pensar en las consecuencias.

Cito algunos artículos y acápites de la Ley Orgánica de la Policía Nacional No. 590-16, en su artículo 155- Faltas Leves, acápite  7) “Prescindir del conducto reglamentario para formular cualquier solicitud, reclamación o queja relacionada con el servicio, así como no tramitar las mismas.” Es la falta que entendemos ha cometido la susodicha ex sargento Perla Mariel Cordero, es una falta leve, quejarse en su cuenta de Facebook como un desahogo de dolor en solidaridad, honor y luto a sus compañeros caídos en el desempeño de sus funciones.

Artículo 156 De Las Sanciones Disciplinarias. “Las sanciones disciplinarias que podrán imponerse en el ejercicio de la potestad disciplinaria serán las siguientes:

1) En caso de falta leve, suspensión de funciones sin disfrute de sueldo de cuatro a diez días o amonestación.

2) En caso de faltas graves, suspensión sin disfrute de sueldo de hasta treinta días, pérdida del derecho de ascenso por un año o multa de diez salarios mínimos;

3) En caso de faltas muy graves, la suspensión sin disfrute de sueldo por hasta noventa días o la destitución.

Artículo 159. Recursos. El afectado por una medida disciplinaria tendrá derecho. a impugnar las sanciones por la comisión de faltas leves ante el superior inmediato; por faltas graves al Consejo Superior Policial y muy graves ante el Ministro de Interior y Policía, en un plazo no mayor de 15 días.”

Como pueden ver en los artículos de nuestra ley lo que ha sucedido es considerar una falta leve como muy grave, lo que hace excesiva la decisión de la cancelación. De casualidad no la sometieron a la acción de la justicia también.

Al parecer, los asesores, los opinólogos, los juristas, el Consejo Superior Policial, los representantes del Ministerio de Interior y Policía, de la Procuraduría General de la República y Asuntos Internos Policial que participaron en la decisión de cancelación de la Sargento están equivocados, han sido injustos y muestran con ello incapacidad y que no les interesa el bienestar de los policías y la buena imagen de la institución.

En todas las policías modernas del mundo estos casos de abusos de poder contra un miembro de la institución, como es el que se ventila, antes de tomar cualquier decisión debe haber un consenso con el sindicato o asociación de policías correspondiente, pues, hubiese sido representada por el sindicato de policías que lamentablemente aquí no se le permite incorporación de manera legal. Aunque indiscutiblemente tengamos legitimidad y vigencia, como Asociación de Policías y Militares Activos y Jubilados Dominicanos, APODOM, prodignidad y derechos de todos los veteranos, debe haber un aval legal como lo manda la Constitución y estos casos no seguirían sucediendo, pues los policías también son humanos y tienen derechos.

Queremos reiterar una cita publicada anteriormente en un artículo al momento de la designación de los nuevos incumbentes policiales: “Luego de una felicitación y deseos de éxitos para los nuevos Jefes Policiales, Director, Subdirector e Investigaciones de la Policía Nacional, esperamos que el nuevo Jefe Policial como un hombre criado en la policía e hijo, sobrino y hermano de policías le de un giro a esta penosa situación de desamparo que viven nuestros policías y pensionados. A la vez lanzamos un ramo de olivo para sentarnos en una mesa de diálogo y buscar soluciones integralmente a los pendientes demandados por nuestros policías activos y jubilados.

Hacemos un llamado al gobierno central y demás autoridades responsables a garantizar la seguridad y la defensa de los miembros de la Policía y Militares que trabajan en seguridad pública y que los mismos sean equipados de chalecos, radios, transporte adecuados, entre otras medidas.”

Comente este artículo

Botón volver arriba