NacionalNoticias

SE PELÓ EL BILLETE: “No nos conocemos” frase utilizada por William Rosario cuando se despedía de involucrados en mafia de la Lotería con la frase

Santo Domingo. – “No nos conocemos” era la frase que utilizaba William Lizandro Rosario Ortiz, para despedirse de las reuniones clandestinas que sostenían los mafiosos para poner en marcha el plan que estafó a bancas de loterías por más de 500 millones de pesos.

William Rosario Ortiz se dedicó a planificar desde mediados de julio de 2020, conjuntamente con Luis Maisichell Dicent, Leonidas Medina Arvelo (A) Nazaret y/o Naza, Eladio Batista Valerio (A) El Gago y Felipe Santiago Toribio (A) Chago el modo en que podían realizar el fraude del sorteo que finalmente se hizo posible el primero de mayo.

La frase “No nos conocemos”, y la primera vez que William Lizandro Rosario Ortiz la utilizó lo hizo en una reunión, en julio, donde se encontraban otros imputados como Eladio Batista (A) el Gago, Leonidas Medina Arvelo (A) Nazaret y/o Naza y William Lizandro Rosario Ortiz, en el restaurante Adrian Tropical, de la Avenida George Washington del Distrito Nacional.

Estos tenían la intención de hablar con Carlos Manuel Beriguete Pérez, quien se desempeña como soporte técnico de la Lotería Nacional.

“En la referida la reunión, el imputado William Lizandro Rosario Ortiz, le dijo al imputado Carlos Manuel Beriguete Pérez que el próximo administrador de la Lotería Nacional iba a ser el imputado Luis Maisichell Dicent, poniendo fin a la conversación y al despedirse el imputado Rosario Ortiz le dijo al imputado Carlos Manuel Beriguete Pérez: ´No nos conocemos´”, dicen documentos de las investigaciones, a los que tuvo acceso este diario.

En otra reunión, pero esta vez con Jonathan Augusto Brea Ovalles, hoy también imputado, William Lizandro se despidió de la misma manera: “No nos conocemos”.

A esa persona Rosario Ortiz le prometió que lo ayudaría a ascender de posición dentro de la Lotería Nacional para que integrara el entramado corrupto.

La última vez que William Lizandro Rosario Ortiz utilizó esta frase, de acuerdo al Ministerio Público, fue el 30 de abril, un día antes del sorteo donde se encontraban parte de los imputados actuales para dar los últimos detalles del sorteo fraudulento.

Botón volver arriba