Economía

Tasa anual de política monetaria disminuiría a 5.25 % en julio del 2024 según prevé analista de JP Morgan


Santo Domingo. -Luego de que el Banco Central de la República Dominicana decidiera reducir del 7.25 al 7.00 % anual su tasa de interés de política monetaria, Steven Palacio, analista de la entidad financiera JP Morgan, espera que la institución realice recortes «casi ininterrumpidamente» para alcanzar una tasa del 5.25 % en julio del próximo año.

La última vez que la tasa estuvo tan baja fue para inicios del 2022, cuando en enero se ubicó en 4.50 % para comenzar un camino gradual de aumentos que sobrepasó el 5.50 % en mayo y se fijó en 8.50 % entre noviembre de ese año y mayo del 2023.

En un análisis distribuido ayer entre clientes de JP Morgan, Palacio escribe que, a menos que se produzca una reversión importante de las tasas globales subyacentes, cree que el ciclo de flexibilización tiene un avance más rápido. De hecho, esperaba que se lograra el 5.5 % para agosto del 2024.

El Banco Central ha reducido su tasa de política monetaria en 150 puntos básicos de forma acumulada desde su reunión de mayo del 2023.

Palacio indica que, después de la decisión de octubre, el Banco Central se mostró cauteloso respecto de las condiciones externas. «Esperábamos que se mantuvieran quietas en noviembre y esperaran hasta diciembre para reiniciar los recortes de tasas, mientras el polvo del mercado financiero global se asentaba», dice.

«Sin embargo –agrega–, la agresiva revaloración en los mercados estadounidenses, específicamente en el mercado de bonos del Tesoro, parece haber sido suficiente para apretar el gatillo antes».

Para su más reciente disminución, informada ayer, el Banco Central señaló que tomó en consideración la evolución reciente del entorno internacional y el comportamiento de la economía dominicana, especialmente de la inflación.

Recalcó que la inflación interanual se ha reducido significativamente durante el presente año y se encuentra dentro del rango meta de 4.0 % ± 1.0 %, como resultado de las políticas monetaria y fiscal implementadas, así como de las menores presiones de la demanda interna.

Observó que en América Latina, la inflación ha mantenido su tendencia a la baja, retornando al rango meta en varios de los países con esquemas de metas de inflación.

Citó a Costa Rica, con una disminución acumulada de 275 puntos básicos en los últimos meses, Chile (225), Uruguay (225), Brasil (150), República Dominicana (150), Paraguay (125) y Perú (75).

«Estamos de acuerdo en que es probable que la inflación se mantenga bien, ya que la economía está creciendo nuevamente más rápido que su tasa de crecimiento potencial, pero el nivel del PIB sigue por debajo del potencial (es decir, la brecha de producción sigue siendo negativa)», dice el analista de JP Morgan.

Agrega que, si bien puede ser complicado cronometrar los altibajos de los recortes de tipos, el Banco Central «ha sido coherente» al buscar una «rápida convergencia del PIB a su potencial siempre que las condiciones lo permitan (internas y externas)».

El Banco Central tomó en cuenta para su más reciente decisión que la Reserva Federal de los Estados Unidos mantuvo sin cambios la tasa de fondos federales en noviembre y los analistas del mercado prevén que ya ha finalizado su ciclo de incrementos.

«A menos que se produzca una reversión importante de las tasas globales subyacentes, creemos que el ciclo de flexibilización tiene un avance más rápido», indica Palacio.

El pero…

El único factor que Palacio entiende que podría disuadir al Banco Central de sus expectativas  de una flexibilización casi lineal de su tasa es que la moneda se vea sometida a presión, lo cual estima poco probable.

«En primer lugar, sin una reversión de las tasas subyacentes o datos de crecimiento global muy pesimistas, no vemos que esto suceda», dice.

En segundo lugar, señala que «la balanza de pagos sigue mostrando mayores superávits financieros que déficits en cuenta corriente, lo que debería permitir al banco frenar la depreciación utilizando dólares que de otro modo estarían acumulando en reservas».

«De hecho, a juzgar por los datos sobre las reservas internacionales, así lo han estado haciendo», concluye.


Botón volver arriba