DeportesNoticias

Tigres desplaza a Águilas de forma contundente y empatan en segundo con Leones

Santo Domingo. – Jorge Bonifacio encabezó un ataque inmisericorde de 23 indiscutibles de los Tigres del Licey a quien solo le hicieron un cero en el noveno episodio para un contundente triunfo la noche del jueves 15-3 sobre las Águilas Cibaeñas con el que se colocaron empataron en la segunda posición de la tabla clasificatoria de la pelota invernal, aprovechando la derrota de los Leones del Escogido, 5-4 ante los Toros del Este.

Tigres y Águilas llegaron igualados con marca de 21-20 en la tercera posición, pero los bates azules trajeron fósforo y las pelotas aguiluchas pólvora lo que provocó el mayor estallido ofensivo para el Licey, que dejó en silencio toda una fanaticada que prácticamente llenó el Estadio Cibao de Santiago de los Caballeros. Fue un partido en el que el Licey disparó 23 indiscutibles, nueve de los cuales fueron extrabases (5 dobles y cuatro jonrones), cometieron dos errores, y solo Donovan Solano de la alineación abridora se fue en blanco (4-0). Las Águilas conectaron ocho indiscutibles y jugaron limpio.

El conjunto azul tiene marca ahora de 22-20, igual que los Leones que cayeron en la capital ante los Toros. Leones y Tigres se enfrentan la noche de este viernes en el que disputarán la segunda posición.

Cuando restan ocho partidos de temporada regular, el Licey jugará cinco de esos en su hogar, incluido el de este viernes y al del Cibao cuatro. Además, se verán de frente por última vez en la campaña el próximo 15 de diciembre, dos partidos antes de que concluya la temporada regular.

  1. Bonifacio se fue de 5-3, una anotada, un doble, un jonrón –su cuarto- y cinco vueltas remolcadas. Su hermano Emilio Bonifacio se fue de 5-3, anotó tres veces, dio un jonrón y remolcó dos; Matt Thaiss se unió al festín al batear de 5-4, un jonrón y un doble y dos remolcadas, igual cantidad de Arismendy Alcántara, que bateó de 6-3, un doble, con dos anotadas y dos impulsadas. Mientras los bates castigaban al pitcheo aguilucho, Esmil Rogers (3-2) se mantenía sin mayores problemas con siete entradas lanzadas, de siete indiscutibles, dos carreras, ambas limpias, cinco ponches y un jonrón permitido. Ganó su tercer partido de la campaña. Daniel Corcino y Lisalverto Bonilla completaron la obra de Rogers.

Una película distinta se observó desde el montículo aguilucho, en la que Richelson Peña (4-3) fue el peor castigado al permitir cinco carreras, todas limpias, en tan solo una entrada y dos tercios en la que también le dispararon cinco indiscutibles. Los siguientes siete lanzadores poco hicieron para detener la embestida felina, excepto Marcos Diplan, quien salió airoso en el noveno episodio, no sin antes permitir dos indiscutibles.

Fue la última visita esta temporada para los Tigres al Estadio Cibao, donde sacan una victoria bien valorada para un conjunto que se han mantenido en la ruta en los últimos tres partidos –único de los seis equipos con esa condición-, un camino que facturan a su favor con marca de 2-1, cuando retornan la noche del viernes a su hogar para jugar como dueños de casa contra los Leones del Escogido.

Este fue el noveno partido de 10 carreras o más, en la que Águilas y Licey se han visto involucrados en dos de ellos para dividir 1-1. Es, de paso, el segundo partido de más anotación de la temporada, luego de que los Toros se impusieran 15-4 sobre las Estrellas Orientales el primero de diciembre pasado.

Comente este artículo

Botón volver arriba